Bariloche abrió el debate sobre el boleto del colectivo y ya hay polémica

El 4 de mayo se hará la audiencia pública. La oposición revisó los costos de la empresa y dice que están inflados.

La tarjeta SUBE es un costo que no se debe incorporar al boleto. Foto: Chino Leiva

La tarjeta SUBE es un costo que no se debe incorporar al boleto. Foto: Chino Leiva

El Ejecutivo municipal convocó a audiencia pública para evaluar una actualización tarifaria en el transporte urbano a pedido de la empresa Mi Bus, cuyo informe de costos ya empezó a recibir cuestionamientos y podría obligarla a revisar el aumento solicitado.

Mi Bus quiere llevar a 95 pesos el precio del boleto único, que desde el 1 de enero cuesta 41 pesos, según había quedado establecido un año antes, cuando el municipio aprobó un incremento en dos tramos.

La audiencia pública se realizará el martes 4 de mayo a las 8 y la inscripción para los interesados en participar cierra el próximo viernes 30.

La agrupación multisectorial del transporte urbano suele participar en esos foros, donde expone duras críticas a la calidad del servicio y ataca las justificaciones esgrimidas por la prestadora y por el Ejecutivo municipal para aplicar nuevos aumentos.

Vilma Castagnetto, una de las referentes de la multisectorial, dijo ayer que son escépticos respecto de la utilidad de las audiencias públicas porque “no suelen sumar nada: aunque uno presente pruebas y documentación las decisiones por lo general ya están tomadas previamente”.

Agregó que “a veces incluso, es contraproducente participar porque el gobierno toma la presencia de la gente como una forma de validar su postura, aunque sean todos rechazos”.

La empresa Mi Bus presentó ante la comisión de seguimiento del Transporte Urbano en febrero pasado un informe sobre sus costos para sostener su pretensión de aumento tarifario.

Sobre esa base el concejal Marcelo Casas (FdT) elaboró con sus asesores un estudio técnico que elevó a la comisión en el que demuestra que la presentación de Mi Bus tiene gruesas sobreestimaciones en la amortización de las unidades, el pago de patentes y otros ítems. La diferencia en el costo global a reconocer en la tarifa sería superior al 18%.

Según Casas, la empresa calcula la amortización de las unidades según “la vida útil en años” y no en “kilómetros por unidad” como lo establece el contrato. El costo de 99,1 millones de pesos que anotó Mi Bus sería en realidad de 25,6 millones.

Esa diferencia de 73,5 millones, de acuerdo al informe del concejal se agrega a una suma inflada por valor de 38,9 millones en el renglón “repuestos y reparaciones” y otros 6.315.000 que la concesionaria calculó de más en las patentes a pagar por las unidades afectadas al servicio.

Casas observó que la firma prevé pagos por ese impuesto a razón de 225 mil pesos anuales por unidad. Pero luego de consultar con los números de dominio a la Agencia de Recaudación Tributaria de la provincia comprobó que el costo de patentes para esos vehículos varía entre 69.900 y 140.900 pesos.

Según el concejal opositor, Mi Bus también cargó costos sin justificación en relación con el pago de lubricantes y agregó gastos del sistema SUBE (por 6,2 millones de pesos) que el contrato no autoriza a trasladar a la tarifa.

El sobre costo sumado sería de 125 millones de pesos, sobre un total de 627 millones. Casas dijo que su aspiración es que esas objeciones sean tratadas en el seno de la comisión y sean corregidas por Mi Bus antes de la audiencia pública.

Vilma Castagnetto -de la multisectorial del transporte- dijo que los “números falseados” que surgen del análisis de Casas ratifican lo que siempre sostuvo la agrupación de usuarios y justifican su reiterado pedido de que se haga “una intervención contable en la empresa”. Señaló que el planteo de “acceder a los balances” es válido pero insuficiente “porque hay información que allí no aparece”. Dijo que la auditoría debería ser realizada “por un organismo ajeno al gobierno”.

Señaló además que una tarifa como la que pretende la empresa sería muy difícil asimilar para “los ciudadanos de a pie, que son los que utilizan el transporte”.

Castagnetto dijo que a la audiencia del 4 van a ir “porque siempre hay que usar los espacios de participación”, pero reiteró que la multisectorial tiene “muy malas experiencias”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Bariloche abrió el debate sobre el boleto del colectivo y ya hay polémica