“Aprender del pasado y mirar para adelante”

La campeona mundial estuvo en Cinco Saltos, habló de los Juegos y de su futuro.



Atrás quedó aquella fatídica madrugada del 17 de agosto en Atenas, cuando una luxación en el codo en la lucha que sostenía con la japonesa Ayumi Tanimoto, la privó de darle a Argentina la primera medalla de yudo en la historia del olimpismo.

Invitada por la Subsecretaría de Deportes con motivo de un nuevo aniversario de la localidad, la campeona mundial Daniela Krukower estuvo en Cinco Sal-tos, y mostrando su calidez y sencillez dialogó con “Río Negro”.

¿Qué fue más duro, el dolor físico o emocional, al saber que te quedabas sin medalla?

– Fue difícil, porque me dolió el corazón junto al cuerpo. Lo que recuerdo es el dolor físico en primera instancia. Y también el dolor de tener que abandonar un torneo en el que estaba en buenas condiciones. A una semifinal olímpica no se llega todos los días y creo que tenía todas las posibilidades reales de poder pelear por una medalla.

¿Pensás en una revancha en Pekín 2008 ?

– La palabra revancha la tomo como venganza, y no es así como tomo el deporte. Quiero seguir mejorando, hay que aprender del pasado y seguir adelante.

¿Cuáles son los desafíos para el próximo año?

– Primero recuperar bien el codo, después encarar la gir europea y defender los títulos Panamericano y Mundial.

¿Cómo se solventa tu campaña?

– En principio, fue difícil. Pude cumplir el sueño de estar en Sydney, después siguió complicado hasta que logré una beca de la Secretaría de Deportes, que ayuda, pero no alcanza. Luego recibí una beca de Solidaridad Olímpica Internacional, que me permitió viajar al Mundial. Recién después de la consagración mundial se abrieron algunas puertas para generar nuevos recursos.

¿Cómo ves la política deportiva del país ?

– Tendría que haber política deportiva para poder criticarla. Tengo la esperanza que el nuevo Secretario de Deportes, Claudio Morresi, haga las cosas mejor que antes. Falta mucho para que el deporte amateurs obtenga mejores resultados.

¿Cómo viviste el alejamiento de Perfumo a días del comienzo de los Juegos ?

– (Risas) Esto puede pasar sólo en Argentina. Creo que el cambio es positivo. Morresi es un tipo humilde y trabajador.

Termina la nota. Daniela no deja para atender a los chicos que piden autógrafos, les muestra remeras y fotos que promocionan el yudo y la ayudan para seguir adelante. Increíble. Como comenta ella, esto pasa sólo en Argentina.

 

Adrián Cuello

Una historia muy particular

Admiradora del español Carlos Moyá, al que fue a ver jugar en Atenas, Daniela tiene una historia de vida que merece ser contada.

A los 7 años junto a su familia (padres y dos hermanos) se radicó en Israel. A los 13 dejó de practicar yudo siendo la campeona nacional de ese país y se dedicó a otros deportes. Fue campeona israelí juniors de tenis y transitó por el mundo del atletismo.

Entre sus logros figuran los títulos nacionales juniors en heptatlón, salto en alto y 100 metros con vallas. Retomó el yudo a los 19 cuando cumplía el servicio militar obligatorio.

Pero Daniela desde pequeña, tenía el sueño de participar en un Juego Olímpico, y al ver que Israel no le daba esa posibilidad, no lo dudó. Con 24 años y pocos dólares, decidió retornar a Argentina para cumplir ese objetivo.

El camino no le fue ni es sencillo, vende perfumes y hace masoterapia para sostener el día a día. Fue la primera campeona mundial de yudo que tuvo nuestro país y va por más, quiere una medalla en los Juegos Olímpicos.

Novena en Sydney y quinta en Atenas, se viene Pekín ¿La tercera será la vencida? Esperemos que sí, se lo merece. (AC)


Comentarios


"Aprender del pasado y mirar para adelante"