contactos submarinos hizo el buque Ocean Infinity desde que comenzó las tareas de búsqueda, en abril pasado. Sin resultados.

ARA San Juan: paran la búsqueda a un año de su desaparición

Lo confirmó ayer el ministro de Defensa. La empresa encargada suspenderá el rastrillaje el jueves 16, un día después del aniversario. Prometió retomar las tareas en febrero, pero no está obligada por contrato a hacerlo. El gobierno evalúa cómo seguir.

10 nov 2018 - 07:30

Se cumple este jueves un año desde que el submarino Ara San Juan hizo su último contacto con tierra y ya no se supo más nada de él: o, más bien, sobre su paradero, porque desde entonces se han conocido cientos de cosas sobre sus 44 tripulantes desaparecidos, su historia, averías pasadas y su pésimo estado de mantenimiento, pero nada que permita aún hallarlo y saber con certeza las causas de su hundimiento. Por ahora, a cargo de la empresa Ocean Infinity, la búsqueda continúa: sin acuerdo formal con la Armada, pero con la promesa de regresar en febrero, el buque privado dejará en los próximos días la zona de rastrillaje para someterse a mantenimiento obligatorio y elaborar en tierra un nuevo plan de búsqueda: la continuación depende de la empresa, que no recibirá paga a menos que encuentre el submarino. Mientras la Armada, que en el último año perdió buena parte de su cúpula por el caso, habla de “error humano” en base a pericias especializadas, la causa judicial, bajo reserva, dio pocas señales de avance.

El miércoles 15 de noviembre del 2017 a las 7 de la mañana, el submarino Ara San Juan, que navegaba en el Océano Atlántico a unos 320 kilómetros de la costa argentina a la altura del Golfo San Jorge, perdió contacto con base. Días más tarde, se conoció que por esas horas se había registrado un “evento hidroacústico”, consistente con una explosión, en la zona del último contacto. Allí trabaja hoy el buque Seabed Constructor, de la empresa norteamericana Ocean Infinity, que desde que zarpó el 8 de septiembre barrió 21.000 km² y verificó 23 contactos submarinos sin resultados positivos.

El plazo mínimo de búsqueda era de 60 días, que se cumplirán la semana que viene, junto con el aniversario de la desaparición. La empresa comunicó su intención de continuar por lo menos 60 días más. “Nos propusieron volver en febrero, cosa que estamos evaluando”, dijo ayer el ministro Oscar Aguad. Fuera de lo que comunicó la empresa, no hay acuerdo formal alguno. “La búsqueda va a seguir, la única forma de que se suspenda es que la empresa diga, unilateralmente: ‘no lo podemos encontrar’ o ‘no lo vamos a buscar más’. Pero no hay un acuerdo, la empresa confirmó que están dispuestos a continuar la búsqueda. Nosotros nos ocupamos de que cumplieran con el contrato que era de mínimo 60 días”, dice una fuente de gobierno relacionada con el caso.

El buque debe pronto, por obligación la autoridad marítima internacional, ser sometido a revisión anual en Sudáfrica. La búsqueda, previo desarrollo de nuevo plan, se retomaría en febrero. Algunos familiares preocupados y legisladores miembros de la Comisión Bicameral Investigadora tienen dudas de que efectivamente la empresa vaya a retomar las tareas. Los familiares y Marta Yañez, la jueza federal de Caleta Olivia que investiga la desaparición, piden que antes de retirarse revisen una zona a la altura de Puerto Pirámides. Tres suboficiales que participaron de la búsqueda a cargo de la Armada, a bordo de la de la corbeta ARA Spiro, declararon haber registrado “golpes de casco” con el sonar durante los rastrillajes. El Seabed Constructor lo revisaría en su retirada hacia Sudáfrica.

En septiembre, la jueza Yañez comunicó el “estado de la causa”: la investigación consta de más de 50 mil fojas de información reservada, bajo el argumento de la ley de inteligencia, por lo que poco se conoce realmente sobre el avance y ya hay quejas de las familias querellantes. Hasta entonces, habían prestado declaración 52 personas, entre ellas Aguad y el ex jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur.

En paralelo, la bicameral investigadora del Congreso, que tiene vigencia hasta diciembre pero se renovaría por 6 meses más, volverá a citar pronto al ministro Aguad, y citaría también a declarar a los ex ministros de Defensa del gobierno anterior. Algunos legisladores de la oposición, como Magdalena Odarda, no descartan la hipótesis de un posible ataque externo a la nave no informado (Ver aparte).

Mientras tanto, en Defensa siguen abonando la hipótesis del error humano, una maniobra desafortunada en medio de una tormenta fuertísima, sumada al posible mal funcionamiento de la válvula de ventilación –que cerraba mal o fue mal cerrada por alguien–, que permitió el ingreso de agua a las baterías, cortocircuito y luego una explosión. Pero todo con el submarino en condiciones de navegar. Así lo habría reconstruido la comisión de expertos creada ad honorem e integrada por los contraalmirantes Adolfo Trama y Alejandro Kenny y el capitán de navío Jorge Bergallo, padre de uno de los tripulantes desaparecidos. El informe final debería estar concluido pronto. Luego pasaría a formar parte de la causa de la jueza Yañez, que ya advirtió que no estará atada ni a las conclusiones de Defensa, ni las de la Armada.

“Yo tengo la certeza de que lo vamos a encontrar”

Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, uno de los tripulantes del San Juan, se encuentra a bordo del buque Seabed Constructor. Desde allí respondió unas preguntas a Río Negro.

P-¿Qué observa en el buque mientras se realiza la búsqueda?

R- Todo, los lanzamientos de los AUV, el trabajo en el laboratorio, la planificación, cuándo se baja con el ROV a ver un contacto, la actividad en el puente de mando, todo. Convivimos las 24 horas con la tripulación que trabaja las 24 horas, en dos turnos de 12 horas, y no para nunca, ni siquiera cuando hay tormenta. Vinieron a encontrarlo, quieren hacerlo, aunque no lo logremos en esta etapa, ellos quieren volver y encontrarlo, cueste lo que cueste. No es que tengo esperanzas, tengo la certeza de que lo vamos a encontrar el submarino y va a hablar, vamos a poder saber que pasó.

P-¿Cómo viven usted y los familiares este aniversario?

R- Con mucha angustia, porque no solamente pasó un año sino que sentimos que estamos como el primer día, sin respuesta: no sabemos dónde están, qué pasó. Para lograr esta búsqueda tuvimos que acampar 50 días en Plaza de Mayo, tuvimos que luchar mucho. Contra los tres poderes del Estado: con el Poder Ejecutivo, que todo es luchado, se hace muy poco, todo lo hacen difícil; y con el legislativo, no es lo mismo la postura oficialista que de la oposición donde tuvimos mucho apoyo, pero pasividad desde el oficialismo como bloque.

P-¿Cómo avanza la causa judicial? Está bajo reserva.

R- La reserva es una clara violación a mi derecho constitucional de tener acceso a la Justicia, porque no me permite sacar copias, no me permite analizar los documentos o las testimoniales y eso es muy grave. Cuando vuelva a Caleta Olivia voy a tomar una medida importante al respecto. Siento que se acumularon testimonios y documentos pero que no se avanzó en la averiguación de la verdad.

P-¿Sienten abandono ?

R- Sí, por parte del gobierno abandono total. De la gente, mucho apoyo. Pero el Ejecutivo es el que tiene la llave a todo. Vamos a seguir peleando, contra todo y contra todos hasta encontrarlos, nada me va a hacer bajar los brazos.

“Hay que revisar en la zona del límite de exclusividad”

P-¿Que conclusión hay tras 6 meses de trabajo de la comisión?

R-Va a diferir de acuerdo a los integrantes. En mi caso, que hubo gravísimas irregularidades, en las condiciones en las que zarpó el Ara San Juan, fallas que no fueron reparadas debidamente antes de zarpar, pero también hubo irregularidades, que pueden convertirse en serios delitos, en la búsqueda. Cuando el submarino ya había avisado por fallas, podría haber sido rescatado o auxiliado por otros buques que estaban cerca. La versión de la Armada, que respaldaran algunos legisladores, es el de la implosión generada por error humano , responsabilizando al capitán Fernández y a los tripulantes, que no se pueden defender, sin determinar las responsabilidades de la Armada y Defensa.

P-¿Qué queda por delante?

R- Vamos a citar nuevamente al ministro Aguad. A mi criterio, la hipótesis del evento acústico como el lugar clave donde podría estar se cae. Concluida la búsqueda de Ocean Infinity en ese lugar, sin resultados positivos, hay que buscar otro. Por ejemplo, como pide la jueza Yáñez, donde se oyeron golpes de casco. Algunos pedimos que la búsqueda siga, si no es con esta empresa con otra, y que se revise la zona cercana al límite de exclusividad porque algunos testimonios dieron certeza de que en anteriores navegaciones del submarino, en julio del 2017, había tenido contacto directo con un submarino presumiblemente británico. Queremos seguir con esa hipótesis del posible ataque externo que pudo darse en la zona cercana a la zona de exclusión, donde no se los está buscando.

P- Entre los familiares se critica tanto al gobierno actual como al anterior por el abandono de la FF.AA ¿Se pueden definir eventuales responsabilidades allí?

R- Sí. Se van a citar en los próximos meses a todos los ministros de Defensa del gobierno pasado.

Buenos Aires

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.