Dividido, el peronismo impidió el debate para allanar a Cristina

La sesión en el Senado debió ser levantada por falta de quórum. Sólo 36 de los 72 senadores bajaron al recinto. Se reprogramó para el próximo miércoles. Apenas un tercio del bloque de Pichetto acompañó el llamado a sesionar. Del resto de los senadores de la región, sólo se sumó la neuquina Lucila Crexell.

16 ago 2018 - 00:00

El mega-anunciado allanamiento a las propiedades de la ex presidente y actual senadora, Cristina Kirchner, tendrá que esperar al menos una semana más. Aunque el jefe de bloque, Miguel Pichetto, advirtió que votaría a favor, dio “libertad de conciencia” sus legisladores y la mayoría de los senadores del PJ Federal no bajó al recinto. Por falta de quórum, se cayó la sesión convocada para autorizar el operativo ordenado por el juez Claudio Bonadio, y los proyectos de ley de extinción de dominio.

Los jefes de bloque lo acordaron en la reunión de labor parlamentaria antes de la sesión: para autorizar el debate debían haber al menos 37 senadores en el recinto. En Cambiemos creían que estaban los números. A las 14:30, horario de inicio de sesión, para muchos hubo sorpresa: sólo 36 senadores e habían presentado.

La sesión volvió a mostrar las fisuras que vive el PJ en el Senado, y que ya pudieron sentirse con fuerza durante el debate del aborto. De los 24 senadores que componen el interbloque Argentina Federal que comanda Pichetto, solamente dieron quórum ocho: un tercio.

Además del rionegrino estuvieron Carlos Caserio (Córdoba), Rodolfo Urtubey (Salta), Carlos “Camau” Espínola (Corrientes), Dalmacio Mera (Catamarca), Omar Perotti (Santa Fe), Eduardo Aguilar y (Chaco) Mario Pais (Chubut).

“El Senado tiene que dar los debates de cara a la sociedad, hubiera sido importante que esta prueba se llevara adelante, es el allanamiento más publicado de la historia, creo que no va a encontrar nada el juez pero tiene derecho de ir a verificar”, dijo Pichetto en el recinto cuando ya había caído la sesión.

De los 25 de Cambiemos, por otro lado, faltaron dos que hubieran alcanzado para el quórum: Esteban Bullrich (PRO), que se encuentra de viaje de vacaciones, y la de la fueguina Miriam Boyadjian, que, según informaron en Senado, tenía progamada una intervención quirújica.

De los 9 del bloque kirchnerista del FpV, por supuesto, no bajó nadie. La neuquina, Lucila Crexell, se presentó, no así su compañero de bancada Guillermo Pereyra, a pesar de que había firmado el dictamen. De la región tampoco estuvo la senadora rionegrina, Magdalena Odarda, pero sí Pino Solanas, de su interbloque.

La sesión se postergó para el próximo miércoles. El Senado tenía previsto votar ayer también los proyectos de extinción de dominio. Cambiemos y el PJ no lograron acordar un texto de consenso.

CFK llegó entre aplausos y silbidos
“El Senado tiene que dar los debates de cara a la sociedad. Allanar es una medida de prueba. No se le puede impedir al magistrado”.
Miguel Pichetto
Presidente Interbloque Argentina federal.
CFK llegó entre aplausos y silbidos
“Los señores senadores que no están presentes cometen un gran error. Que la política se mire menos el ombligo”.
Miguel Naidenoff,
presidente de interbloque Cambiemos
CFK llegó entre aplausos y silbidos
Cristina Kirchner estaba en el Senado, a la espera de que la sesión alcanzara quórum para bajar y defenderse. La expresidente tenía pensado hablar en el recinto, pero llegó al Congreso envuelta en vítores e insultos, media hora antes del inicio de la sesión que luego se cayó por falta de quórum. En la puerta del Senado la esperaban dos pequeñas manifestaciones: una que la apoyaba y otra que pedía por la sanción de la ley que permita recuperar lo robado por corrupción.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.