El Senado autorizó por unanimidad que se allane a Cristina

Tras el masivo reclamo del martes, accedió al pedido del juez en la causa de los cuadernos. “No me arrepiento de nada”, dijo la expresidenta, que acompañó la medida. Fuerte cruce con Pichetto.

23 ago 2018 - 00:00

Será recordada tanto como la sesión que aprobó por unanimidad allanamientos a la expresidenta como por el cruce, el más fuerte en el recinto desde que comparten la oposición, entre Cristina Fernández de Kirchner y Miguel Pichetto.

El acto institucional dice que el Senado de la Nación autorizó al juez Claudio Bonadio a allanar tres domicilios de la senadora Kirchner en el contexto de la causa que investiga un sistema de sobornos en la adjudicación de la obra pública en la década kirchnerista. Anoche trataba la ley de extinción de dominio, que autoriza a confiscar bienes provenientes de actos de corrupción.

Después del masivo reclamo desafuero de la expresidente en la noche del martes frente al Congreso, todos los bloques votaron a favor de acompañar un dictamen en general de la comisión de Asuntos Constitucionales que autoriza al juez allanar a la expresidenta. Ella misma lo hizo. Pero las diferencias sobre la cuestión fueron muy profundas.

Más información | Para Naidenoff el Senado tiene que “estar a la altura de las circunstancias”

En un discurso de más de 45 minutos, Cristina denunció que es la primera vez que se va a allanar a un senador nacional. Cuestionó los testimonios de empresarios arrepentidos y denunció que sus declaraciones están siendo direccionadas. “Ustedes creen que la patria contratista y que la cartelización de la obra pública comenzó en mayo de 2003? ¿En serio?”, dijo.

 El Senado autorizó por unanimidad que se allane a Cristina
El Senado, ayer, discutió los allanamientos a Cristina Kirchner.

Dijo que es víctima de una “estrategia regional” , de la que el juez Bonadio es “un títere”. Y denunció a la justicia como un instrumento de persecución política”. “No me arrepiento de nada de lo que hice”, desafió y apuntó sin nombrarlo a Miguel Pichetto: dijo que se la quiere apartar de la candidatura presidencial en 2019 y que “hay algunos que nunca van a llegar por el voto popular a la presidencia”.

El senador Pichetto la cruzó con dureza minutos después. “No hay ninguna conspiración. Eso es una estupidez. Quédese tranquila: va a poder ser candidata a presidenta en 2019”, le dijo. Defendió los allanamientos como “medida de prueba” y le reclamó a la expresidenta: “Nos hubiera aliviado la tensión en el Senado si hubiera dicho hace tres semanas: ‘yo no tengo nada que ocultar’”. Pichetto ratificó sin embargo que su bloque no acompañará un eventual pedido de desafuero de la ex presidenta y pidió al juez de la causa que actúe con “prudencia y con decoro”.

Más información | Allanamientos a CFK: “Acá nadie quiere perseguir a nadie” argumentó Pichetto

En líneas generales, el oficialismo llamó a los senadores a dar una señal de que “no hay impunidad” en la Argentina. Desde el interbloque de Cambiemos se pidió al juez que envíe los fundamentos del pedido de allanamiento a la senadora. Pero rechazó que se impusiera algún tipo de condiciones a la medida, como reclamó Cristina Kirchner.

El peronismo no kirchnerista hizo equilibrio. Un sector del bloque federal de Pichetto, aclaró que iba a aprobar una medida a la que la senadora Kirchner estaba dispuesta a someterse. También mencionó esto mismo el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá, que advirtió sobre los intentos de “humillación” de la clase política.

El kirchnerismo cuestionó la designación del juez Bonadio al frente de la causa de los cuadernos -en efecto, no hubo sorteo entre los integrantes del fuero federal- apuntó a la “enemistad manifiesta” del magistrado contra la ex presidenta y habló de una violación de las garantías constitucionales de Cristina. Pero apeló sobre todo a una cerrada defensa política de la expresidenta.

La línea argumentativa, básicamente, fue que el gobierno impulsa una persecución política contra la oposición para ocultar el resultado de sus políticas económicas. Calificaron las investigaciones de la justicia de circo y de “show mediático”.

Más información | Para García Larraburu, los allanamientos a CFK “son un show mediático”

El Senado había intentado sin suerte tratar los allanamientos a Cristina Kirchner la semana pasada. El peronismo federal entonces se quebró y no dio quórum para habilitar el debate.

El quórum para la sesión de ayer parecía encaminado el martes, cuando la expresidenta anticipó que no se opondría a que se autorizara al juez a que inspeccione sus domicilios, aunque con condiciones. Para la misma hora, una masiva manifestación frente al Congreso reclamaba al Senado que autorice los allanamientos y considere un eventual desafuero de Cristina , algo no contemplado, por el momento, por el juez.

<b>Hija del escándalo de la “Banelco” </b>
“Ustedes creen que la patria contratista y que la cartelización comenzó en mayo de 2003? Estamos en la Argentina de Macri, el hijo de Franco”.
Cristina Kirchner | Senadora FVP | Buenos Aires
<b>Hija del escándalo de la “Banelco” </b>
“No hay ninguna conspiración, o que el peronismo quiere apartarla. Quédese tranquila: va a poder ser candidata a presidenta en 2019”.
Miguel Pichetto | Senador PJ | Río Negro
<b>Hija del escándalo de la “Banelco” </b>
“Cuando uno prepara mucho flan, se queda sin huevos. Y acá hubo escasez de huevos para que avanzaran contra la corrupción”.
Esteba Bullrich | Senador Cambiemos | Buenos Aires
<b>Hija del escándalo de la “Banelco” </b>
“Aca hay vocación de humillar, vocación de vejamen. Nosotros lo hemos dicho desde siempre: al adversario, la mejor calidad de justicia”.
Pino Solanas | Senador Proyecto Sur | Ciudad de Buenos Aires
Hija del escándalo de la “Banelco”
El debate por los allanamientos a las propiedades de Cristina Kirchner gira alrededor de una ley que es, a su vez, hija de otro escándalo de corrupción y un “arrepentido”. En el 2000, en el gobierno de la Alianza –en medio de una crisis política tras conocerse el pago de coimas a senadores, para que aprueben una flexibilización laboral (“ley Banelco”)– se aprobó la ley de Fueros 25320: al impedimento de arrestar a un legislador, que garantiza la Constitución salvo en caso de flagrancia, se agregó que, aunque no puede arrestarlo, la Justicia sí puede avanzar en un proceso judicial. Dispuso además que “no se podrá allanar el domicilio o las oficinas de los legisladores sin la autorización de la Cámara”. La 25320 se aprobó como una necesidad política y para que el juez pudiese investigar a 11 senadores involucrados en la maniobra, luego de que el arrepentido ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto confesara el pago de coimas.
Las tres casas de CFK que la Justicia quiere revisar

Están en Buenos Aires, Río Gallegos y El Calafate. Son las tres vivienda de la ex presidenta Cristina Kirchner s obre los que la justicia ha puesto el ojo en la investigación por los cuadernos de las coimas. El pedido del juez Bonadio alcanza a:

• El 5º piso de la calle Uruguay 1306/10, donde CFK reside en Buenos Aires, ubicado en la esquina con la calle Juncal.

• La residencia de la ex presidenta en la calle Mascarello 441, de la capital santacruceña, propiedad de la inmobiliaria de la familia Kirchner y el domicilio fiscal de Florencia Kirchner.

• La casa de la calles Padre Agostini y Los Tehuelches, en la villa El Calafate, en Santa Cruz.

El juez también había pedido allanar las oficinas de Cristina en el Senado nacional.

José López, hoy ante el juez Bonadio
 El Senado autorizó por unanimidad que se allane a Cristina
Juez Claudio Bonadio. Avanza en la causa de los cuadernos.

La causa de los cuadernos de la corrupción sigue su curso.

El juez federal Claudio Bonadio escuchará hoy al exsecretario de Obras Públicas, José Francisco López, quien pidió ampliar su declaración indagatoria en la causa por la que está preso –por enriquecimiento ilícito– si Bonadio homologa el acuerdo con el fiscal para que se lo considere testigo colaborador, conocido como arrepentido.

López se negó semanas atrás en el juicio oral que se le sigue a dar información sobre el origen de los 9 millones de dólares que intentó ocultar en un convento bonaerense en junio de 2016. “El dinero de los bolsos no era mío, era de personas de la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias, y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”, dijo entonces López. Temía por su seguridad y la de su familia.

Ayer trascendió que en larga declaración de la semana pasada –fueron seis horas– el exfuncionario habría asociado el dinero que llevaba al convento con el esquema de coimas descripto en los cuadernos del chofer del ministerio de Planificación kirchnerista Oscar Centeno. López habría además apuntado al matrimonio Kirchner como los principales responsables de la organización de ese esquema.

El juez Bonadio también tiene pendiente su decisión de si ratifica el acuerdo de colaboración negociado por el fiscal con el financista Ernesto Clarens, a quien empresarios imputados en la causa involucraron en el sistema de cobro de sobornos relacionados con la obra pública.

Ayer declaraba otros tres empresarios, entre ellos una mujer. La causa tiene por el momento 14 detenidos –8 empresarios y 6 exfuncionarios de distinta jerarquía– y 13 imputados arrepentidos –11 de los cuales son empresarios–. Hay un empresario prófugo. El fiscal Carlos todos ellos partícipes de una asociación ilícita para enriquecerse de forma ilegítima, según la acusación del fiscal Carlos Stornelli.

La Cámara Federal rechazó ayer excarcelar a todos los detenidos y pidió que se tomen los recaudos para evitar entorpecer la tarea del juez ante una causa de “extraordinaria magnitud”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.