La inflación se desacaloró en noviembre y tiende a estabilizarse en diciembre

Bajó a la mitad respecto del mes anterior. Y se ubicó entre el 2,5% y el 2,8%, según las consultoras privadas. El Indec dará a conocer el IPC el jueves. El año terminará con una inflación de entre el 45% y el 47%.

08 dic 2018 - 18:45

Economistas y consultores coincidieron en que el mes pasado se produjo por primera vez en varios meses una desaceleración en el aumento de precios, lo que determinó que la suba del costo de vida de noviembre se haya ubicado finalmente entre 2,5 y 2,8 por ciento.

Así lo estimaron para “Río Negro” algunos consultores, quienes destacaron como punto coincidente en que en noviembre no se registraron aumentos de tarifas, más allá de las subas del subterráneo para Capital Federal, lo cual contribuyó a una menor escalada de precios, además del cuadro recesivo que vive la economía doméstica.

Igualmente, la inflación anual finalizará entre el 45 y 47 por ciento, una cifra muy elevada, aunque hay que aclarar que en este caso, con la normalización del Indec, los números se ajustan bastante a la realidad cotidiana de los ciudadanos.

El organismo oficial difundirá la evolución del índice de precios al consumidor de noviembre el próximo jueves.

Sobre este punto en particular, la economista y consultora María Castiglioni anticipó que en noviembre la inflación dio 2,5%.

“Está claro que hubo una desaceleración importante y en esto tuvo una neta influencia que los precios regulados se mantuvieron estables. Lo que se vio en el mes pasado que en los primeros días hubo un arrastre de la inflación de octubre, pero luego en las últimas dos semanas se estabilizó bastante”, resaltó la economista.

Hay que considerar que la inflación de septiembre fue nada menos que de 6,5 por ciento y la de octubre 5,4 por ciento, con lo cual ahora en noviembre prácticamente bajó a la mitad.

“El arrastre de aumento de precios que queda para diciembre es bajo. Por eso creemos que en diciembre el nivel de inflación sería similar al de noviembre, puede haber algún efecto estacional por fin de año, pero no creemos que eso impacte como para presionar mucho los valores hacia arriba”, puntualizó Castiglioni.

En este último punto la consultora aseguró que generalmente las ventas de fin de año generan una presión sobre los precios de determinados rubros, pero aclaró que en este final de 2018, con recesión y caída de consumo, “ese efecto va a estar mucho más acotado e incluso se están multiplicando las ofertas porque los comerciantes buscan recuperar algo de terreno para esta fecha”.

“Nosotros consideramos igual que en el año la inflación va estar en torno al 47%. Y el comienzo de 2019 vemos que si bien aún no se sabe del todo cuánto va a ser el aumento de tarifas, habrá un panorama bastante similar al de noviembre y diciembre, aunque las tasas interanuales todavía van a seguir dando cifras muy elevadas”, agregó la economista.

Está claro que en este panorama de menor tasa de interés y con el último Relevamiento de Mercado (REM) que hizo el Banco Central, en el cual se constató una expectativa más baja de inflación para los próximos 12 meses, fueron factores concretos para que esa entidad decidiera promover un descenso de la tasa de títulos Leliq por debajo del 60 por ciento, una cifra que igual sigue siendo astronómica.

Para la consultora Orlando Ferreres en noviembre también se observó una fuerte desaceleración de la suba de precios, lo que les hizo calcular la inflación del mes pasado en 2,5 por ciento y en todo el año finalizando en 46,5%.

“Lo que se pudo observar en el mes pasado fue un ritmo mucho menor de incremento de precios en distintos sectores, incluso en algunos que venían más complicados como alimentos”, resaltó Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Ferreres.

Con este panorama inflacionario algo más acotado, Spotorno resaltó que para diciembre esperan un clima similar en la inflación a lo que ocurrió en noviembre, con alguna incidencia de determinados sectores por el fin de año, pero sin mayores consecuencias a nivel general.

“La inflación de diciembre va a estar por debajo del 3%, creo que la cifra más aproximada sería entre 2,6 y 2,8 por ciento”, puntualizó el economista de la consultora Ferreres.

Asimismo, Spotorno ponderó la decisión adoptada por el Banco Central en las últimas semanas de reducir la tasa de interés y especialmente en el transcurso del jueves y viernes, en donde el rendimiento de Leliq cayó por debajo del 60%.

“Considero que el Banco Central observa que la inflación está aflojando, que el dólar no ejerce mucha presión en este momento y por lo tanto ve espacio para seguir reduciendo la tasa, pero en forma cautelosa”, acotó Spotorno.

En la misma línea, el economista y consultor Raúl Ochoa estimó que noviembre fue algo más positivo para la inflación, estimando que la misma culminó entre 2,5 y 2,8 por ciento y que paulatinamente “se debería empezar a observar niveles inflacionarios más bajos”.

“Cumpliéndose el plan monetario del Banco Central y la pauta de reducción del déficit fiscal sin dudas que eso contribuye a bajar la inflación. También hay que considerar que estamos en un cuadro recesivo. El punto que puede ser inquietante es qué puede pasar con el tipo de cambio a medida que se vaya acercando la fecha de las elecciones de 2019. Creo que allí va a estar el punto neurálgico”, agregó el economista.

Buenos Aires

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.