“Neuquinos abandonados”

Redacción

Por Redacción





Quienes debemos transitar diariamente por la Ruta 7 hacia Neuquén o hasta el Dique Ballester y viceversa estamos expuestos a un constante peligro mortal debido a la actitud del gobierno provincial neuquino. Esta ruta, sobre todo en el tramo que menciono, se encuentra en un estado de tal deterioro que ciertamente éste ha de ser una de las principales causas de los accidentes que ocurren en la misma, muchos de ellos con víctimas mortales. El estado de la calzada, con sus múltiples riesgos, se ve agravado por la trampa mortal que se encuentra a la altura del expeaje. En el lugar, la transitada multitrocha se angosta en exceso y de manera sorpresiva por la mala cartelería colocada en un tramo muy anterior; de forma inesperada el conductor que no conoce este “embudo” vial se encuentra de golpe ante un riesgo que puede acarrearle hasta la muerte. Y recordemos que esta ruta es uno de los ingresos más importantes a nuestra provincia. Desde que los amigos del poder oficial se fueron y abandonaron la tarea de recaudar millones de pesos como cobradores del peaje, todo quedó librado a este “sálvese quien pueda”. Yo me pregunto: si para transitar los particulares debemos contar con la verificación técnica de nuestros vehículos –y me parece muy bien que así sea–, ¿quién es el responsable de la verificación técnica de las rutas para que se encuentren aptas para su uso? ¿Qué hace el gobierno provincial con los recursos públicos, que son de todos los neuquinos y no del gobierno, si como todos sabemos y sufrimos no se ocupa de la salud pública, de la educación, de la seguridad, de la vivienda, de crear fuentes de trabajo, etcétera, y tampoco de las imprescindibles rutas de nuestro territorio provincial? Me cuesta entender que a ningún funcionario de Vialidad Provincial le agarre un poco de vergüenza y se ocupe de pensar que es muy urgente mejorar el estado de la ruta y sobre todo la trampa mortal del expeaje. Cuando por reclamos sociales se corta la circulación, si quienes lo hacen son pobres y no tienen ningún “padrino” del riñón del poder que los “auspicie” rápidamente sale un fiscal a iniciar una causa penal, auxiliado por la policía provincial, que filma a quienes reclaman, porque todos tenemos derecho a transitar. Entonces, me pregunto: ¿no sería deber del organismo judicial que corresponda iniciar una causa penal a los funcionarios responsables del estado de la Ruta 7, agravado por la “trampa mortal” del expeaje? Porque esta situación también nos impide el derecho de todos a transitar mínimamente seguros sin tener que arriesgarnos a matar o morir en cualquier kilómetro de esta multitrocha o víctimas de un expeaje que enriqueció a algunos, nos robó a todos y nos arriesga diariamente a muchos. Por eso, cuando en Neuquén haya un gobierno para todos los neuquinos y un Poder Judicial que defienda a todos los ciudadanos, dejaremos de ser neuquinos abandonados. Rubén Omar Capitanio DNI 5.222.846 Centenario

Rubén Omar Capitanio DNI 5.222.846 Centenario


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“Neuquinos abandonados”