Atentados y tiroteos terminan con la tregua entre facciones palestinas

GAZA/RAMALLAH/TEL AVIV (DPA) – La tregua entre los dos grupos palestinos rivales en la Franja de Gaza se rompió ayer con un mortal atentado del movimiento Hamas contra un convoy de la guardia presidencial de Mahmoud Abbas, que causó cuatro muertos.

Según informaron la policía y fuentes hospitalarias, combatientes de Hamas mataron a tiros a cuatro personas, entre ellas un guardia de seguridad de Al Fatah, el partido de Abbas, y un niño. Además, dos agentes palestinos de seguridad de la fuerzas leales al presidente murieron esta noche a manos de miembros de la policía auxiliar de Hamas en Beit Lahiya, en la sección norteña de la Franja. Diez personas fueron lesionadas.

La lucha intrapalestina deja ya más de 40 víctimas mortales en una semana. También en el oeste de Gaza hubo enfrentamientos entre activistas de Hamas y organizaciones vinculadas a Al Fatah cerca de la oficina y de la residencia de Abbas. El convoy atacado por Hamas se encontraba al sur de Gaza, proveniente del paso fronterizo de Rafah. Los milicianos pensaron que el convoy transportaba armas egipcias para Al Fatah, pero en realidad se trataba de tiendas de campaña y generadores. Cuando advirtieron su error, destruyeron los camiones y huyeron.

En el tiroteo resultaron heridas 17 personas. Hamas y Al Fatah acordaron en la madrugada del martes un alto el fuego.

Estaba previsto que ambas formaciones se reúnan en La Meca, en Arabia Saudita, para dialogar sobre la formación de un gobierno común. Actualmente el gobierno palestino está liderado por Hamas, que ganó las elecciones parlamentarias hace un año.

Por otra parte, soldados israelíes mataron en la madrugada a dos militantes palestinos de unos 20 años en la ciudad de Nablus, en el norte de Cisjordania, informaron fuentes médicas palestinas. Las fuentes indicaron que una unidad del Ejército israelí que operaba en Nablus abrió fuego contra los dos militantes, identificados como miembros de las Brigadas de Mártires de Al-Aqsa, el ala militar de Al Fatah. Un tercer palestino fue muerto en el punto de control de Qalandia, que divide Ramallah y Jerusalén.

Un portavoz del ejército israelí dijo que el hombre trataba de ingresar ilegalmente a Israel. Por la noche, médicos palestinos en Cisjordania reportaron que militares israelíes mataron a otro militante palestino en Tulkarem. Entre tanto, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, prestó declaración ayer durante varias horas ante una comisión que investiga la guerra de Líbano del año pasado. Los medios israelíes anticiparon que Olmert asumirá la responsabilidad de la actuación israelí durante la guerra, pero no reconocerá ningún tipo de culpa.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios