Bagdad sufre una de sus peores olas de violencia: 100 muertos

Una ola de atentados suicidas por milicianos sunnitas en mercados frecuentados por chiítas, en el norte de la capital, sugieren que la guerra interreligiosa parece cada vez más abierta. Los ataques recibieron al nuevo embajador de EE. UU. en ese país.

BAGDAD (AP) _ Una ola de ataques suicidas con explosivos dejó más de 100 muertos en concurridos mercados de zonas chiítas de Bagdad y al norte de la capital ayer

Los atentados, ocurridos alrededor de las 6 de la tarde cuando los mercados estaban atestados de personas que adquirían alimentos para el fin de semana, se produjeron el mismo día en que el embajador de Estados Unidos, Ryan Crocker, asumió su cargo en Irak.

El diplomático dijo que está haciéndose cargo de «la misión de política exterior más crucial»' de su país, y la violencia mostró lo compleja que será su labor. La detonación más letal ocurrió en la zona Shaab en el noreste de Bagdad, uno de los primeros vecindarios en los que fuerzas estadounidenses e iraquíes redoblaron los registros en busca de milicianos chiítas y armas, como parte de un refuerzo en las medidas de seguridad que comenzó hace seis semanas.

Dos hombres que portaban chalecos cargados de explosivos se hicieron detonar aproximadamente al mismo tiempo, uno a la entrada del mercado Shalal y el otro en medio de éste, señaló la policía. El mercado estaba lleno de compradores que adquirían alimentos para el fin de semana, feriado islámico. La policía dijo que cuando menos 61 personas murieron y 40 quedaron heridas.

Aproximadamente a la misma hora del ataque al mercado el jueves, tres atacantes suicidas en automóviles detonaron sus explosivos en rápida sucesión en Khalis, un poblado habitado predominantemente por chiítas a 80 kilómetros (50 millas) al norte de Bagdad, matando a cuando menos 43 personas y dejando 86 heridas, indicó la policía. El primer atacante condujo su automóvil hasta un mercado muy concurrido, seguido en intervalos de cinco minutos por los otros dos agresores, que aparentemente tenían como blanco a los rescatistas y a las personas que se detuvieran a ver el primer atentado. Khalis se encuentra en la inestable provincia de Diyala.

Horas antes , una bomba colocada bajo un automóvil estacionado fue detonada frente a un mercado a la intemperie en el barrio de Al-Bayaa en un atentado que mató a tres personas e hirió a 26. Casi al mismo tiempo, un coche-bomba estalló cerca de un mezquita chiíta en la ciudad de Mamudiya, 30 kilómetros (20 millas) al sur de Bagdad, y mató a seis personas, además de lesionar a 19. En Baaquba, un bastión insurgente ubicado 60 kilómetros al noreste de Bagdad, un comando de 15 hombres sorprendió a los cuatro policías que resguardaban oficinas gubernamentales de agricultura, lo desarmó y luego voló el inmueble .


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora