Balance 2020: En Cipolletti, la deuda está en los resultados

En un año muy flojo en lo futbolístico, los mejores logros del Albinegro en el 2020 están relacionados a obras en el club. Pudo sostener su economía en crisis, empezó los trabajos para volver al césped natural en La Visera de Cemento y acondicionó el Predio del Banco Nación, rebautizado 15 de Octubre.

El adiós al césped sintético de La Visera es una de las noticias más esperanzadoras para los hinchas albinegros de cara al 2021. (Foto: Florencia Salto)

El adiós al césped sintético de La Visera es una de las noticias más esperanzadoras para los hinchas albinegros de cara al 2021. (Foto: Florencia Salto)

Si nos quedáramos solamente con lo futbolístico, más allá del largo parate por la pandemia, podría decirse que el 2020 de Cipolletti no se diferenció mucho de años anteriores.

En solo cuatro meses de actividad, el Albinegro repitió errores de campañas previas y estuvo lejos de la pelea en el Federal A.

En 14 partidos jugados le ocurrió de todo. Pasó de ronda en Copa Argentina, sufrió una de las peores derrotas de su historia moderna en el 0-5 con Olimpo, llego Sergio Priseajniuc como DT y duró solo 3 fechas.

Las cabezas gachas de los jugadores, una imagen repetida. (Foto: Juan Thomes)

Finalmente, en el último encuentro del año dejó pasar la chance de ser puntero en la fase Reválida al perder 1 a 0 con Sol de Mayo de local.

El comienzo del 2020 fue con Gustavo Coronel de entrenador y el cierre es con Gustavo Raggio. Pasan los técnicos, van cambiando los planteles pero se mantiene una constante. Cada vez que parece que va a dar el salto llega una derrota que frustra la ilusión.

Pero no todas son pálidas en el año del Club Cipolletti. A pesar de que será recordado por el coronavirus, el Albinegro logró mantenerse estable en lo económico y encarar las obras de la esperada vuelta del césped natural en La Visera de Cemento.

En primer lugar, ingresó al beneficio que otorga el Decreto 1212/03 que lo exime de pagar aportes personales y contribuciones patronales a sus empleados. Es un reclamo que el club llevaba desde hace unos 10 años.

Además, pudo adecuarse al Régimen Especial de Administración de las Entidades Deportivas con Dificultades Económicas. Por esta vía se llevará a cabo un fideicomiso a través de un órgano fiduciario que, junto a la comisión directiva del club, administrarán la economía de la institución y el pago de las deudas.

“Es un paso para que la economía del club sea más ordenada”, expresó en su momento el dirigente Federico Rapazzo Cesio.

Para el 2021, Cipolletti espera contar con una Visera de Cemento renovada a partir del cambio de suelo. El resistido césped sintético ya es historia y las obras para colocar los panes del pasto natural están en marcha.

Con la cancha en refacciones, el Albinegro mejoró las instalaciones que posee en el predio del Banco Nación, renombrado 15 de Octubre. Acondicionó el campo de juego y remodeló los vestuarios para poder hacer de local en el Federal A.

Si lo institucional goza de buena salud los resultados deportivos, tarde o temprano, serán una consecuencia.

Tres técnicos, muchos empates y baja efectividad

El 2020 futbolístico de Cipolletti fue para el olvido y los números así lo demuestran. En 14 partidos oficiales, el Albinegro solo ganó dos. Además, empató ocho y perdió cuatro. Logró un 33,33% de efectividad.

Con Gustavo Coronel como técnico consiguió la mayor alegría y el golpe más duro. Avanzó en Copa Argentina contra Ferro de General Pico y en el Federal A perdió 5 a 0 con Olimpo de local.

Luego llegó Sergio Priseajniuc y apenas dirigió 3 partidos (2 empates y una derrota). Tras el parate de la pandemia, asumió Gustavo Raggio. Lleva 2 empates, 1 triunfo y una caída.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Balance 2020: En Cipolletti, la deuda está en los resultados