Bancos cortan los créditos a las exportadoras frutícolas

El cepo limitó la oferta de créditos en dólares y esto incluye a las tradicionales prefinanciaciones de exportaciones, herramienta clave para la actividad.



Las últimas medidas tomadas por el Gobierno Nacional restringieron aún más el crédito para el sector frutícola. La falta de dólares y la reciente aplicación del cepo cambiario complicaron sensiblemente a la actividad del Valle de Río Negro y Neuquén. “La situación es muy delicada. Sin disponibilidad de dólares, las entidades financieras han recortado sensiblemente la disponibilidad de las prefinanciaciones, herramienta clave para los exportadores”, señaló el presidente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) Agustín Argibay.

Las prefinanciaciones son préstamos en moneda extranjera otorgados por los bancos con anterioridad al embarque de las mercaderías a ser exportadas, para financiar el proceso productivo del sistema frutícola. Los fondos les permiten a los exportadores contar con liquidez en momentos clave de la actividad. Son préstamos en dólares estadounidenses, por un plazo de hasta 365 días y la proporción del apoyo alcanza hasta el 90% del valor FOB.

Agustín Argibay, titular de la CAFI, manifestó su preocupación frente a este escenario.

Lo que está pasando este momento es que los bancos tienen las carpetas aprobadas de distintas empresas, pero no entregan dólares y, a su vez, están solicitando que cancelen al vencimiento las prefinanciaciones ya tomadas. Estos créditos no se renuevan y sólo ofertan préstamos en pesos a tasas superiores al 5% mensual, algo incompatible para el desarrollo de cualquier sector productivo.

Las prefinanciaciones tienen una tasa de interés que va del 5% al 9% anual, dependiendo esta de la calificación que tiene la empresa y las condiciones macro económicas en las que se tome el préstamo.

Las prefinanciaciones son muy importantes para la fruticultura regional ya que permiten contar con los fondos suficientes para dar el primer impulso al inicio de la temporada.

“Una complicación más para un sector que ya está bien complicado”, ironizó Argibay.

Futuro incierto

Desde todo el arco empresarial no descartan que el cepo cambiario, aplicados por el gobierno nacional transitoriamente y sobre ciertos sectores de la actividad, se amplíe en la medida que la crisis económica se profundice. “El panorama de lo que va a pasar después de diciembre es incierto y l posibilidad de contar con un cepo cada vez mayor genera una enorme inquietud en toda la actividad”, remarcó Argibay.

Las exportaciones podrían verse afectadas por la falta de financiamiento.

El corte de las prefinanciaciones trae sólo más angustia a la actividad. Los bancos no están respetando las calificaciones de las carpetas de las empresas y se niegan a entregar dólares y los créditos en pesos tras la devaluación no fueron actualizados.

Para el sistema financiero la situación tampoco es fácil. El cepo cambiario sumado al default selectivo definido por el Gobierno Nacional dejó a muchos bancos en serios problemas de liquidez. “Sin disponibilidad de dólares para prestar es difícil hacer frente a este pedido de los exportadores”, confió un ejecutivo de una importante entidad financiera nacional.

Datos clave

50
Son los millones de dólares que la actividad utiliza como prefinanciación para sus exportaciones, en promedio, todas las temporadas.
7%
Es la tasa promedio anual que se obtiene a través de este tipo de créditos para las ventas al exterior.

Comentarios


Bancos cortan los créditos a las exportadoras frutícolas