“Baratti se va a casa”



El que suscribe, desde hace muchos años dirigente comunitario después de mis labores cotidianas, esperé prudentemente que pasaran las elecciones municipales para agradecer a los vecinos de mi ciudad que con la máxima herramienta que tenemos, que es el voto, pudiéramos decir adiós a este intendente que tuvo Cipolletti y del cual hace treinta años nos separaron diferentes puntos de vista en cuanto a política deportiva y de recreación... y con fundamentos que serían largos de enumerar en estas líneas. Siempre, cada vez que pude, mostré mi descontento tanto como director de Deportes entre 1983 y 1995 con los gobiernos radicales y de “Rudy” Salto, como en el período 2003-2011, gestión del actual gobernador Alberto Weretilneck, primero como director de Deportes, después como presidente del Concejo y estos últimos cuatro años como intendente. Impresionante carrera en la Municipalidad cipoleña. Siempre caía bien parado, no sé por qué pero siempre convencía a los intendentes de turno (excepto Arriaga 1995-2003) y con su egoísmo a cuestas abandonó todos los barrios con la herramienta más maravillosa que es el deporte y la recreación comunitaria y la participación de los líderes comunitarios. Nuestro poder de convencimiento con los dirigentes de nuestra ciudad (intendentes, concejales) no lograba éxito para que se dieran cuenta de lo mal que hacía tener un dirigente político como Baratti, porque eso es cuando se involucra en los gobiernos de turno. Político, no patrón de estancia. Político para un pueblo, no para los amigos o el que conviene. El ser licenciado, profesor, director o intendente no te habilita a creer que siempre tenés la razón. Como corresponde educadamente, se aceptaba su presencia, pero no se dejaba de criticarlo en los lugares que correspondían. Cartas de lectores de quien suscribe en los años 2007 o 2011 y notas más antiguas pueden dar fe. En fin, empieza una nueva gestión, pero si durante 32 años de democracia el profesor Abel siempre caía bien parado y continuaba ejerciendo poder para lo que él cree como deporte y recreación y después gestión como intendente, espero que el Sr. Tortoriello ¡no lo convoque también!, por más que ponga una sonrisa... Baratti lo dijo por radio hace unos días, si perdía volvía a dar clases a la universidad privada en la que trabajaba. Por favor, ¡sí, vuelva a su trabajo! Dios lo Bendiga... Sinceramente se lo digo, le deseo lo mejor en el camino de la vida y.... ¡gracias vecinos, al final fueron ustedes! El profesor Baratti se va a casa. Y hay que meterle mucho trabajo al deporte comunitario en los barrios y periferias de la ciudad, ¡mucho! Cada vez más. Nosotros seguiremos... Raúl Nicolás Jaime, DNI 18.279.276 Cipolletti

Raúl Nicolás Jaime, DNI 18.279.276 Cipolletti


Comentarios


“Baratti se va a casa”