Bariloche: industria de la carne, tras un subsidio

Sombrío panorama del frigorífico Arroyo. Pretenden ayuda nacional para salarios.



#

Para Arroyo, el corrimiento de la barrera favorecerá a la industria, pero por ahora trabaja al 20% de su capacidad.

LA REGIÓN

BARILOCHE (AB).- El impedimento que todavía rige para ingresar ganado desde el norte del río Negro, a pesar del corrimiento de la barrera sanitaria, mantiene en situación crítica al único matadero y frigorífico de esta ciudad, que volvió a pedir ayuda al gobierno nacional.

El año pasado el frigorífico Arroyo recibió un subsidio de 3 millones de pesos. El titular de la firma, Daniel Arroyo, informó ayer que presentaron hace poco una nueva solicitud para recibir planes Repro (Recuperación Productiva), a razón de 2.000 pesos por empleado. Todavía no tuvieron respuesta.

A pesar de que practicaron una drástica reducción en su plantel de trabajadores (llegaron a tener 230 y hoy no pasan de 90), en el último mes la empresa anunció que volvería a pagar los sueldos desdoblados, lo cual provocó una medida de fuerza del sindicato de la Carne.

El delegado gremial Manuel Mardones reconoció que la situación no es la mejor, pero entendió que la empresa ya hizo el ajuste sobre el personal y debería pagar los sueldos en término. Aseguró que reciben para la faena “entre 4 y 5 jaulas por semana”.

Arroyo precisó que de una capacidad de 3.000 vacunos por mes hoy faenan no más de “500 ó 600” y que en lanares la caída es mucho mayor. “Llegamos a trabajar con 30 mil y en el último mes faenamos sólo 1.200”, aseguró.

El empresario había señalado en marzo de 2013 -cuando la zona “libre de aftosa sin vacunación” fue corrida hasta el río Colorado- que la medida iba a favorecer el “repoblamiento” de los campos del norte de la provincia y aumentaría el número de animales para faena.

Pero la realidad actual es muy distinta. “Las expectativas de mediano plazo siguen siendo buenas -dijo Arroyo-. Pero el corrimiento de la barrera todavía no se materializó, de modo que no ingresa ganado como estaba previsto”.

Explicó que la OIE ya aprobó el nuevo estatus sanitario para la provincia, pero “todavía falta que vengan inspecciones de la Comunidad Europea y de Estados Unidos”, para que acepten la modificación “desde el punto de vista comercial”. Según Arroyo “se trata de un problema formal, pero todo se demora”.

Dijo que en la actualidad trabajan en la planta local con el escaso ganado producido en la zona, con animales de feed lot y también con porcinos que “son una opción rentable, pero poco desarrollada hasta ahora por una cuestión cultural”. Sin embargo, el frigorífico no alcanza el volumen esperado y por ahora se dedica a la faena, sin reactivar el módulo de desposte.


Comentarios


Bariloche: industria de la carne, tras un subsidio