Piden valores más estrictos en la medición de antenas

Las mediciones dieron por debajo del mínimo establecido por la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, exigen “valores más estrictos como tiene Chile”.



#

Las mediciones de radiaciones que emiten las antenas arrojaron índices mínimos.(Foto: Marcelo Martínez )

Piden valores más estrictos en la medición de antenas

Las cinco mediciones de radiaciones que emiten las antenas que llevó a cabo el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) en Bariloche arrojaron índices mínimos, por debajo de los valores establecidos por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud de Nación”, confirmó el secretario de Desarrollo Urbano de Bariloche, Marcelo Ruival.

Los integrantes de la Asamblea de Vecinos contra las Antenas pidieron hacer aun más restrictivos esos valores. “En la reunión de los vecinos con los referentes del Enacom, surgió este debate. La gente pide que haya estándares especiales para Bariloche, similares a Chile donde son mucho más estrictos que en Argentina”, señaló la concejal Vivian Gelaín, quien admitió que “las autoridades del Enacom no tendrían inconvenientes en aplicar esto mientras se cumpla con el mínimo nacional. Pero de todas formas, debe ser algo que se pueda cumplir”.

Desde el Ejecutivo Municipal, consideraron que el pedido de la gente “no modificaría en nada la situación actual” aunque aseguraron que no están cerrados “a este tipo de modificaciones”.

El próximo jueves, el Concejo Municipal arranca el debate sobre el proyecto del ejecutivo municipal para regular la instalación de antenas en Bariloche. Ya están previstas reuniones con la gente interesada y el secretario de Desarrollo Urbano del municipio.

“También están cambiando las normativas nacionales. Un decreto reciente a nivel nacional, por ejemplo, pone a disposición espacios públicos del estado nacional para instalar antenas. Antes no se podía”, remarcó Gelaín.

Ruival puntualizó que “Bariloche tiene un déficit en la prestación del servicio: un déficit en banda ancha, tenemos puntos oscuros en la ciudad donde se cortan las comunicaciones. Cuando llegan los turistas, se satura y deja de haber 4g. Hay que solucionarlo y la única forma es promoviendo el desarrollo responsable de los sistemas de comunicaciones”.


SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El municipio espera completar en breve el plan de regularización de antenas, que incluyó hasta ahora numerosas intimaciones, la aplicación de multas y el desmonte de estructuras en falta. En el último tiempo arreciaron las denuncias de vecinos, preocupados por la aparición de antenas en zonas altamente urbanizadas. La norma aprobada en 2009 impide instalarlas a menos de 200 metros de escuelas, centros de salud, clubes, entre otros. También otorgó un plazo de seis meses, aún incumplido, para relocalizar las existentes. La jefa del Registro de Antenas local, Silvia Perea, dijo que a partir del relevamiento realizado contabilizaron en el ejido 64 antenas de telefonía. “Movistar las tiene regularizadas, Claro sólo algunas y Personal está en trámite de regularización”, aseguró. Un caso aparte es Telefónica de Argentina, que cuenta con ocho antenas de telefonía fija, algunas en pleno centro, frente al hospital y a escasos metros del colegio Don Bosco. Según Perea, esa empresa “nunca se presentó” en el municipio para cumplir con las condiciones y fue sancionada con 117 mil pesos y luego con $300.000 por “reincidencia”, que abonó sin objeciones. Perea dijo que las empresas prestadoras suelen invocar las autorizaciones libradas por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), que considera a la telefonía fija como un servicio público. Refirió que un reciente decreto presidencial que obliga a estas empresas a mejorar el servicio también provocará una multiplicación de las antenas y un menoscabo sobre las autonomías municipales. Uno de los casos recientes que se transformó en noticia fue la antena de Personal instalada en el complejo Villa Sofía, en barrio Las Margaritas, que la empresa debió desmontar por no contar con el permiso de rigor. Perea explicó que la firma dueña del predio participó de la irregularidad porque “cuando construían las bases dijeron que era para una torre de iluminación”. En relación con la antena de Claro en calle Albarracín, denunciada desde hace años por una vecina, refirió que la firma tiene plazo hasta el 31 de julio para removerla y ya consiguió autorización para trasladarla a un predio sobre calle Chubut. Perea aseguró que, a pesar de las quejas, allí “cumple con la ordenanza”. Señaló que ante cada propuesta para levantar una antena se realiza un “análisis ambiental” y se coteja con el Código Urbano. En algunos casos son descartadas y el municipio les pide que busquen otro lugar.

Archivo


Comentarios


Piden valores más estrictos en la medición de antenas