Asisten a adultos mayores en situación de vulnerabilidad

En ocho casas del barrio 10 de Diciembre y en las 270 Viviendas se alojan adultos mayores que son visitados permanentemente por profesionales. Los llevan a hacer trámites, a los controles médicos y los involucran en actividades recreativas.

14 mar 2018 - 15:44

Once adultos mayores forman parte del Servicio de Viviendas Tuteladas del municipio que funciona en el barrio 10 de Diciembre y en las 270 Viviendas. Por otro lado, también se realiza un servicio de cuidado en domicilio a 12 personas de diversos barrios.

El proyecto funciona desde el 2013 y tres años después, se aprobó la ordenanza que regula su funcionamiento.

“Nació como respuesta a la falta de espacios públicos para la atención de adultos mayores en estado de vulnerabilidad social. En su mayor parte, no tienen familias que los contengan, o bien requieren de cuidados especiales que sus familias no estaban en condiciones de afrontar o simplemente fueron quedando solos”, detalló Carlos Sánchez, secretario de Desarrollo Social de Bariloche.

Hoy, el municipio cuenta con 7 viviendas en el barrio 10 de Diciembre -para un habitante- y una pequeña residencia para 4 personas en las 270 Viviendas. “Si tuviéramos más capacidad, podríamos dar más asistencia pero por ahora, no la tenemos”, reconoció el funcionario.

Aseguró que se realizan “evaluaciones y un seguimiento permanente a cargo de promotores comunitarios a los que se suman 9 cuidadores domiciliarios”. Se incluyen controles médicos periódicos, alimentación saludable y actividades recreativas.

Sánchez detalló que asisten a adultos con problemas de alimentación, con movilidad reducida y que poco a poco, van dejando de hacer actividades. “Se los visita por la mañana y por la tarde y, se los lleva a los controles médicos, trámites en Anses, a los turnos en el hospital zonal. Muchas veces, se los ayuda a higienizarse”, planteó.

Los adultos mayores que forman parte de este programa fueron seleccionados a partir de un trabajo articulado con los Caats, el Consejo de Adultos Mayores y las juntas vecinales. “Hubo casos de personas que se comunicaban poco y nada, que tenían muchas dificultades para movilizarse y ahora, de a poco, su situación va mejorando. No son tan introvertidos y comparten muchas situaciones con otros abuelos”, relató.

“Tienen la posibilidad de entrar o salir de las viviendas cuando gusten, continuó, recibir a sus familiares o amigos con total libertad con la intención de mantener y fortalecer redes vinculares”.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.