Bariloche intenta reducir el número de “colgados” de la luz

Con las nuevas tarifas mayoristas de la electricidad, los recursos que el municipio debe destinar a pagar por la demanda en urbanizaciones irregulares crecieron exponencialmente. La intendencia advierte que hará denuncias penales.

03 sep 2018 - 00:00

El municipio lanzó esta semana un plan de regularización para los miles de usuarios eléctricos que tienen conexiones clandestinas. Pero en la Cooperativa de Electricidad son muy cautos en relación con la campaña porque, según dicen, “ya hubo varios fracasos y el momento económico está más difícil que nunca” para que la gente acepte pagar por el servicio.

El consejero de la CEB Alejandro Pozas aseguró que lejos de bajar el número de “colgados” a la red “crece todo el tiempo”. Incluso hay familias que han colocado su pilar tiempo atrás, pero “pagan unos meses, lo abandonan y deciden colgarse otra vez”.

Donde existen tableros comunitarios la factura del consumo recae sobre el municipio, que acumuló ya una deuda de varios millones de pesos. Por eso al intendente Gennuso le urge reducir ese gasto y convencer a los usuarios que comiencen a pagar la luz.

El primer argumento en las convocatorias de este tipo siempre fue la seguridad pública (especialmente después de los incendios de vivienda que han costado más de una vida) y también la mejora en la calidad del servicio, que suele cortarse con frecuencia debido a las sobrecargas. Esta vez el Instituto Municipal de Tierras y Viviendas buscará seducir a los colgados con la posibilidad de acogerse a la “tarifa social”. Aun así muchos recibirían facturas abultadas, porque como no pagan la electricidad también la usan en reemplazo del gas.

Otro factor implícito es menos amable: el municipio decidió coordinar el operativo con la fiscalía penal de turno, que acompañará a los agentes de la CEB cuando se presenten a verificar y descolgar las conexiones clandestinas.

El vicepresidente del Instituto de Tierras, José Mella, reconoció que otras campañas iguales realizadas antes tuvieron magro resultado, pero confía en que esta vez será distinto. “Esperamos que funcione mejor -dijo-. Apostamos al diálogo con el vecino, a su interés en mejorar la calidad de vida. El optimismo pasa por ese lado”.

Tarifa social

Pozas dijo que la tarifa social “amortiguará un poco” el impacto en el bolsillo de quien hasta ahora no paga nada por la luz y comenzará a recibir una factura mensual. Pero consideró que “en este contexto económico va a ser muy difícil lograr un alto número de adhesiones”.

El número de frentistas en condiciones de regularizar rondan los 3.000 y corresponden a barrios como Nahuel Hue, Malvinas, Inta y Nueva Jamaica. Pero Pozas señaló que los usuarios colgados “son muchos más”, y algunos renunciaron al medidor que ya tenían comprado y colocado.

Dijo también que hay asentamientos en los que existen “talleres mecánicos y hasta despensas con su heladera y freezer” que están colgados a la red y no pagan electricidad.

“Es toda una cultura instalada que va a ser difícil de revertir. Si hasta en Facebook aparece gente que ofrece terrenos ‘con agua y luz gratis”.
Alejandro Pozas, consejero de la Cooperativa de Electricidad Bariloche.
La deuda municipal es de $12.000.000
Según admitió el vicepresidente del Instituto de Tierras, José Mella, la deuda del municipio con la CEB por uso de electricidad ronda los 12 millones de pesos. La suma está comprendida por los consumos de dependencias y oficinas públicas, más los tableros de las tomas. Los tres barrios más grandes de los que están sin regularizar consumen en conjunto unos 400 mil pesos de luz cada mes.
Pozas dijo que la municipalidad efectúa pagos parciales, pero necesita bajar el número de conexiones irregulares porque “con la nueva política de tarifas que aplica el gobierno nacional los números se dispararon” a niveles muy altos.
Magnitud
3.000
viviendas y comercios están “colgados” a la red de la CEB, según estimaciones municipales.
Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.