Cárdenas- Carrasco: el juicio se hará en octubre con 200 testigos

Esta semana hubo polémica por la suspensión de la audiencia previa. Las familias dicen que las dilataciones son para beneficiar a los policías imputados por los crímenes.

06 may 2018 - 08:21

Los crímenes de Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas, los jóvenes asesinados en una represión policial en 2010, llegarán a juicio el 8 de octubre con unos 200 testigos y 8 policías (entre ellos 5 exjefes) en el banco de los acusados.

Están procesados en esta causa los exjefes policiales Víctor Cufré (exsecretario de Seguridad), Jorge Villanova (exjefe de la Policía) y Argentino Hermosa (exjefe de la Regional Tercera) además de los comisarios Fidel Veroiza y Jorge Carrizo, todos ellos por los delitos de homicidio culposo en ambos crímenes. Serán juzgados también los policías Víctor Darío Pil, Marcos Rubén Epuñan y Víctor Hugo Sobarzo por el delito de homicidio en riña en el caso de la muerte de Cárdenas.

La fecha del juicio fue notificada a las partes semanas atrás aunque se debe resolver la conformación del tribunal que llevará adelante las audiencias, que se prolongarán por al menos tres semanas.

La indefinición del tribunal se debe a la falta de jueces que los últimos meses llevó a contar con jueces subrogantes o magistrados de otras circunscripciones judiciales para llevar adelante diversos juicios.

Esa situación también fue motivo para que se suspenda el viernes la audiencia de presentación de prueba, última instancia antes del juicio, que tras una protesta de familiares y amigos de las víctimas en el edificio del Poder Judicial, fue confirmada para el próximo viernes de mayo.

La abogada de la querella en representación de la familia Carrasco, Marina Schifrin, cuestionó la suspensión de la audiencia del viernes por considerarla “una maniobra dilatoria” que esconde el objetivo de “no llevar a juicio a los exjefes policiales”.

El secretario del tribunal informó a las abogadas querellantes Natalia Araya y Marina Schifrin y a los familiares, que la audiencia se suspendió en primer término porque el abogado defensor de los policías, Sebastián Arrondo, el 2 de mayo pidió la cancelación porque no tuvo acceso al expediente. Una situación que alteró a los familiares que reprocharon que el caso lleva 8 años de impunidad.

El fiscal Martín Lozada se opuso al pedido de la defensa pero ese planteo no fue tenido en cuenta y el juez Marcelo Barrutia decidió suspender la audiencia.

Lozada señaló que a pesar de esta demora, no está en riesgo la fecha del juicio oral y público. Dijo que solicitará llevar a 169 testigos, además de presentar 117 documentos de prueba y 18 reservas. Las querellas de cada familia de las víctimas harán lo propio con sus testigos y documental.

La audiencia de control de acusación, paso previo para el juicio, se postergó para el viernes próximo. Luego habrá que esperar hasta el juicio, en octubre.
“Esto es una maniobra dilatoria” que esconde el objetivo de “no llevar a juicio a los exjefes policiales”,
dijo la abogada que representa a las familias, Marina Schifrin.
Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección