Concesionarios de un camping en Mascardi cuestionaron el accionar de Parques

Aseguran que los guardaparques pidieron desalojar el predio ante el avistaje de un puma a 3 kilómetros y que durante dos noches, se escucharon disparos en la playa.

14 feb 2018 - 15:32

Los responsables del camping La Querencia en el lago Mascardi aclararon que el protocolo dispuesto por el parque nacional Nahuel Huapi en relación al avistaje de un puma en esa zona “fue de modo preventivo ya que no había ocurrido nada”.

“El lunes se presentó personal de Parques Nacionales intimidando a desalojar con urgencia el camping por el avistaje de un puma la noche anterior a unos 3 kilómetros de este lugar. Por lo tanto, indicaron que en un área de 4 kilómetros debían retirarse todos. El puma es un animal autóctono que siempre estuvo presente no sólo en el Parque Nacional sino que también ha sido visto en la ciudad y nunca se pidió el desalojo de los vecinos”, señalaron desde el camping.

Hicieron hincapié en que jamás se registró un solo ataque por parte de un puma en la historia de Bariloche. “Un jabalí es más peligroso y no hemos visto ningún protocolo al respecto. Genera mucho riesgo la avispa chaqueta amarilla y tampoco vemos un protocolo como lo puede ser la colocación de cebos en los senderos de montaña o áreas de uso público para disminuir su población”, cuestionaron.

Según relataron, el lunes pasado los guardaparques les comunicaron a los acampantes que debían retirarse del área, dándoles “un plazo hasta las 18 ya que a esa hora, llegaría Gendarmería Nacional a desalojarnos a todos. Algo que no sucedió”.

“Mucha gente decidió permanecer aquí bajo su exclusiva responsabilidad y a la espera del desalojo. Pasadas las 21, ingresaron sin previo aviso dos guardaparques armados que comenzaron a disparar con armas de grueso calibre a modo intimidatorio sobre la playa junto a nuestros acampantes y de forma amenazante comenzaron a decirles que debían irse porque no querían herir a nadie por equivocación”, aseguraron los integrantes de La Querencia.

La historia se repitió al día siguiente. “El martes, nos llaman por la mañana los guardaparques para avisarnos que podíamos volver a recibir público pero únicamente hasta las 18. Cerca de las 23:30, volvieron a escucharse disparos de armas de fuego”, explicaron.

Los concesionarios del camping aseguraron que ante esta situación, no saben si recibir acampantes o no. “Obviamente protocolos así desalientan al turismo en una ciudad que vive del turismo.

Solicitamos a Parques Nacionales revea la situación y lleve adelante los protocolos de una manera más ordenada, con un previo aviso de lo que está sucediendo e informe sobre medidas de prevención para que todos sepamos cómo actuar en caso de avistar este animal, en lugar de directamente cerrar el Parque Nacional”, argumentaron.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección