La querella por Cárdenas pidió penas de 8 y 6 años de prisión

La abogada Natalia Araya acusó a los tres policías de homicidio en riña calificado por uso de arma y a los exjefes policiales les endilgó el delito de homicidio culposo.

08 nov 2018 - 11:12

La abogada querellante Natalia Araya, representante de la familia de Sergio Cárdenas, dio por acreditado que los policías Víctor Darío Pil, Marcos Rubén Epuñan y Víctor Hugo Sobarzo integran el grupo que disparó y dio muerte al joven, y pidió 8 años de prisión y 16 años de inhabilitación.

La querella acusó a los tres policías, que en junio de 2010 prestaban funciones en la Comisaría Segunda, de los delitos de homicidio en riña calificado por uso de armas.

Además, Araya solicitó 6 años de prisión y 12 de inhabilitación para los excomisarios Jorge Carrizo (exjefe de la comisaría 28), Jorge Villanova (exjefe de la Policía de Río Negro), Argentino Hermosa (exjefe de la Regional Tercera) y Víctor Cufré (exsecretario de Seguridad) por los delitos de homicidio culposo e incumplimiento deberes de funcionario público y accionar negligente.

La abogada no acusó al exsegundo jefe de la Regional Tercera, Fidel Veroíza, al considerar que no estaba acreditada su responsabilidad porque el jefe de la Regional, “nunca pasó el mando”, cuando se fue a El Bolsón con sus superiores. “El (Hermosa) seguía intentando o queriendo manejar a su antojo la situación. Veroiza se enteraba poco y de revuelo, la Regional quedó acéfala porque a Veroiza solo se dijo que vaya a hacer tareas administrativas”, indicó Araya en su intervención.

Ante esta decisión de no acusar al excomisario, Araya manifestó que “las víctimas no buscan venganza, acá se busca verdad y justicia”.

También te puede interesar | Para la querella, Carrasco murió en una emboscada policial

La abogada querellante, junto a su par Julieta Blanco, plantearon que el 17 de junio hubo “violencia institucional, una práctica estructurada que usan los funcionarios públicos” y remarcaron que muchos testigos indicaron que “ese día se esperaba que pase algo grave”. Por eso cuestionaron con dureza que los exjefes Cufré, Villanova y Hermosa hayan decidido viajar a El Bolsón esa tarde aludiendo que la situación estaba más tranquila.

Las querellantes, al igual que ayer su par Marina Schifrin representante de la familia de Nicolás Carrasco, remarcaron diferencias entre la actuación del grupo Bora y los policías convencionales a quienes les atribuyeron la situación “desorganizada” y el “descontrol”. Dijeron que los uniformados no estaban preparados para una situación de conflictividad y que los jefes “enviaron a su personal absolutamente sin nada, a poner a el cuerpo, sin saber a qué iban ni lo que tenían que hacer”.

Los jefes tenían la conducta de mando para haber evitado lo que sucedió”, dijo Blanco en su intervención en una nueva instancia de alegatos.

Respecto a los tres policías identificados como presuntos coautores del disparo que mató a Cárdenas, la querella indicó que quedó probado que tanto Pil como Sobarzo y Epuñán, integraban el grupo que se adelantó por la calle Sobral y que según imágenes fotográficas los tres portaban escopetas calibre 1260.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.