Bejo, la sorpresa franco-argentina

#

Berenice Bejo se abre paso en el mundo del cine.

Hasta hace apenas unos meses, muy pocos habían oído hablar de Berenice Bejo, una joven francesa nacida en la Argentina que estaba empezando a despuntar en el cine galo. Pero entonces llegó “El artista”, y el nombre de esta mujer morena de cautivadora sonrisa dio la vuelta al mundo. La actriz, que ya estuvo nominada a un Globo de Oro y el viernes ganó un César, a Mejor Actriz, podría alzarse hoy con un Oscar por su papel de reparto en la película muda que más dio que hablar en décadas. ¿Sus rivales? Jessica Chastain y Octavia Spencer por “Vidas cruzadas”, Melissa McCarthy por “Damas en guerra” y Janet McTeer por “Albert Nobbs”. Berenice nació en Buenos Aires en 1976, hija del cineasta argentino Miguel Bejo. Cuando la pequeña tenía tres años, la familia tuvo que trasladarse a Francia huyendo de la última dictadura militar. Muy pronto, impulsada por su padre, estudió interpretación y realizó su primer papel en el cortometraje “Pain Perdu”. En el año 2000 fue nominada a un César como actriz revelación por su segunda película, “Meilleur espoir féminin”, y un año más tarde realizó un pequeño papel junto a Heath Ledger en “Corazón de caballero”, inspirada en la primera historia de los “Cuentos de Canterbury”. Después siguieron varias producciones francesas hasta que en 2006 rodó “OSS 117: El Cairo, nido de espías”. Aquella película marcó su primer encuentro con el actor Jean Dujardin y el cineasta Michel Hazanavicius, con quien ahora comparte su vida y tiene dos hijos. Ya por ese entonces al realizador le rondaba la idea de hacer un filme mudo, en blanco y negro, que rindiera homenaje al cine los años 30. Y el trío volvió a reunirse en “El artista”. Bejo interpreta en este filme a la encantadora Peppy, una joven que un día se cruza con el actor del momento en Hollywood y decide aprovechar su golpe de suerte. “Es un personaje muy positivo, una mujer social, llena de energía”, contó la actriz en una entrevista por el estreno en Madrid de “El artista”. (DPA)


Comentarios


Bejo, la sorpresa franco-argentina