Bolivia empieza una semana difícil

Lo más visto



LA PAZ (DPA).- Los movimientos sociales en Bolivia reanudarán hoy las manifestaciones por la nacionalización de los hidrocarburos y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, a la espera de que el Congreso reinicie sus debates el martes, entre las amenazas de ocupación y fuerte resguardo policial.

Mineros, maestros, vendedores ambulantes, vecinos de la ciudad de El Alto y miembros de la Central Obrera Boliviana entrarán en la tercera semana de movilizaciones, exigiendo la recuperación de los recursos naturales, consigna que recorre el occidente boliviano tras la promulgación de la polémica Ley de Hidrocarburos.

Los campesinos y cocaleros encabezados por el Movimiento al Socialismo, del líder opositor Evo Morales, anunciaron, por su parte, que marcharán para exigir modificaciones a la ley petrolera, en un distanciamiento de los pedidos de nacionalización. “Desde el lunes, un mayor número de productores de coca se plegará a las movilizaciones”, aseguró el sábado Morales.

El dirigente de la Federación de juntas vecinales de El Alto, Eliodoro Equiapaza, aseguró que “se retomarán las acciones que se estuvieron realizando la semana pasada”, cuando miles de personas marcharon hasta La Paz, la sede de gobierno, reclamando la nacionalización y la Constituyente.

Señaló que esa empobrecida localidad suspendió sus medidas de presión este fin de semana “para que los parlamentarios puedan llegar a La Paz y no pongan pretextos para sesionar”.

Jaime Solares, secretario de la COB, dijo que retomarán las manifestaciones, “pero cada vez con mayor fuerza para defender los recursos del país”.


Comentarios


Bolivia empieza una semana difícil