Bolsonaro busca defenderse de las críticas a su gestión en medio del coronavirus

El mandatario que sigue minimizando la pandemia. Sin embargo dio positivo su ministro y mano derecha, el general retirado Augusto Heleno.





Foto: AP.

Foto: AP.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, convocó hoy a un cacerolazo oficialista para defender su gestión de la pandemia del coronavirus. Fue media hora después de otro convocado por las redes sociales por diversos sectores críticos y opositores a su gestión.

Bolsonaro convocó a la manifestación en las redes sociales y acusó a los grandes medios de comunicación de no estar difundiendo las expresiones de la gente en apoyo a su gobierno. "La misma prensa, que se dice imparcial, no divulga otro cacerolazo, a las 21, a favor del gobierno de Jair Bolsonaro", escribió.

Anoche un cacerolazo contra Bolsonaro, mandatario que sigue minimizando la pandemia de coronavirus, se sintió en San Pablo, Río de Janeiro y otras 20 ciudades del país, como adelanto del convocado para esta noche a las 20.30.

El presidente también convocó hoy a participar a los líderes del Congreso y del Supremo Tribunal Federal, pese a que el domingo pasado apoyó una manifestación convocada por la extrema derecha oficialista para derrocarlos.

En paralelo a las críticas de su gestión, Bolsonaro enfrentó hoy la noticia de un nuevo caso positivo de coronavirus de una persona de su entorno político.

Bolsonaro canceló una reunión de gabinete de emergencia esta mediodía, luego de que diera positivo de Covid19 su ministro del Gabinete de Seguridad Institucional y mano derecha, el general retirado Augusto Heleno, de 72 años.

Ya son más de 10 los contaminados que estuvieron en la comitiva que viajó con él hace diez días a Estados Unidos, donde Bolsonaro y varios de sus acompañantes se reunieron con el presidente Donald Trump.

Pese a los crecientes rumores sobre su salud, Bolsonaro anoche informó por las redes sociales que un segundo test le había dado negativo de coronavirus, aunque nuevamente no mostró certificados.

Además de mantener una gestión mínima a nivel nacional, el gobierno de Bolsonaro y sus aliados se sumaron hoy a las acusaciones de la Casa Blanca contra China, país en donde surgió por primera vez el virus. El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente y jefe de la Comisión de Relaciones Exteriores acusó a China de haber diseminado el virus.

Agencia Télam.


Comentarios


Bolsonaro busca defenderse de las críticas a su gestión en medio del coronavirus