Bonadio procesó a Cristina, Kicillof y Vanoli en la causa por el dólar futuro

Les trabó un embargo por 150 millones de pesos, una medida que alcanza a otros doce imputados. Es el primer procesamiento de CFK desde que dejó el poder.



1
#

En la tribuna. Cristina Kirchner, frente a los tribunales de Comodoro Py, en abril pasado, cuando se presentó a declaración indagatoria ante el juez Bonadio. (Foto: archivo )

2
#

3
#

La Justicia Federal volvió a avanzar, por segundo día consecutivo, sobre la expresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Ayer, el juez Claudio Bonadio la procesó sin prisión preventiva por el delito de “administración infiel” en perjuicio de la administración pública en las operaciones de venta de dólares a futuro, y le dictó un embargo por 15 millones de pesos. El magistrado también dictó procesamientos para el exministro de Economía, Axel Kicillof, y el expresidente del BCRA, Alejandro Vanoli y otros doce imputados. Los embargos totales suman unos 150 millones de pesos.

La exmandataria había sido imputada el día anterior por el delito de cohecho (coimas) en una ampliación de la causa Los Sauces, que también tiene a cargo Bonadio, y en la que está acusada de enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos públicos. En simultáneo, la ex presidenta es investigada por supuesto lavado de dinero a través del alquiler de habitaciones de sus hoteles a empresarios amigos y ya se encuentra imputada en la causa por lavado de activos por la que Lázaro Báez está detenido. A pesar de estar implicada en varias causas, se trata del primer procesamiento de la Justicia.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada el 30 de octubre del año pasado por Mario Negri, presidente del bloque de diputados de la UCR, y Federico Pinedo, presidente provisional del Senado de la nación. De acuerdo con la denuncia “el BCRA vendía a futuro dólares a un precio aproximado de $10,65, cuando podría hacerlo sin dificultad a un valor aproximado de $14 o $15, que es el precio del mercado de Nueva York para ventas a futuros y que en virtud del diferencial de precios, un inversor podría comprar un contrato de futuros en el mercado nacional y vender en el mercado de Nueva York, teniendo la posibilidad de obtener una ganancia especulativa a costa del patrimonio del BCRA”.

Para Bonadio la decisión expresa de las máximas autoridades del Ministerio de Economía, entonces a cargo de Kicillof, y del Poder Ejecutivo, a cargo de Fernández, fue necesaria para que las operaciones denunciadas pudieran concretarse. El juez sospecha que se vendieron dólares en el mercado a futuro a precios muy bajos que, luego de la devaluación previsible, obligaron al Estado a pagarle la diferencia a especuladores. El BCRA ya habría pagado más $77.000 millones que por el dólar futuro,

“Resultó evidente que la entonces Presidente de la Nación impartió instrucciones –que sin duda fueron elaboradas conjuntamente– a su Ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo, procediendo éste a su vez a impartir directivas a los funcionarios del BCRA”, destaca la resolución.

Los imputados se defienden con el argumento de que el BCRA es autónomo, que no depende del poder ejecutivo por lo que no hay pruebas de que la expresidenta haya dado la orden, y que el perjuicio al patrimonio de la entidad lo produjo el nuevo gobierno al devaluar luego de asumir en diciembre pasado.

El procesamiento de la expresidenta y los exfuncionarios de la cartera económica se produce exactamente un mes después de que Fernández declarara en Tribunales acompañada de una multitud de militantes. En caso de ser apelada la resolución, como se descuenta, la decisión recaerá en la Sala II de la Cámara Federal, que hasta ahora viene dándole la derecha a Bonadio y ya rechazó el planteo por el cual la ex mandataria pretendía apartar al juez del caso por ser parcial.

Fernández también presentó un pedido de juicio político contra el magistrado en el Consejo de la Magistratura por mal desempeño que Juan Mahiques, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, ya comenzó a investigar. En paralelo, legisladores del FpV denunciaron a Bonadio en la justicia federal por “dictar resoluciones contrarias a la ley y fundadas en hechos falsos”.

Pérdidas

La resolución

“A confesión de parte...”

El juez Claudio Bonadio destaca la responsabilidad directa de CFK en la toma de decisiones económicas y financieras durante su gobierno. En su resolución, Bonadio cita una declaración de la expresidenta, que, dice, lo confirma. Sostiene el juez:

“Al participar de un acto en la Estación de trenes (en mayo de 2015), conforme publicara en su sitio web la Agencia Télam (se transcribe textualmente): ‘La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que las decisiones en materia económica son siempre políticas y sostuvo que siempre se hizo cargo de esas decisiones, tanto de los errores como de los aciertos’”.

“La economía la sigo manejando yo, como hacía Néstor (Kirchner). (Axel) Kicillof es mi mejor asesor y mi mejor asistente pero las decisiones son siempre políticas en economía”. “Las decisiones (económicas) siempre las tiene que tomar el presidente haciéndose cargo de los errores y los aciertos, como siempre me he hecho cargo de todo”, aseveró.

“Podría entonces aplicarse aquí perfectamente ese principio del derecho procesal civil que reza ‘a confesión de parte, relevo de prueba’, puesto que por más que lo haya sido en un marco extrajudicial –concretamente en un acto público– la palabra de un jefe de Estado no puede ser interpretada como carente de entidad, ni de otra forma que la que inequívocamente surge de sus propios dichos”.

Menem declaró algo peligroso. Cuando dijo cómo supo (que habían matado a su hijo), dijo que el canciller Di Tella, muerto hace años, le dijo que por lo que había escuchado en embajadas había sido Hezbollah”.

Juan Labaque, abogado de Zulema Yoma, sobre la declaración de ayer del expresidente Carlos Menem

Datos

$ 77.000
millones habría sido el perjuicio para el patrimonio del Banco Central de las operaciones a futuro.

Comentarios


Bonadio procesó a Cristina, Kicillof y Vanoli en la causa por el dólar futuro