“Buscamos llegar a todos los públicos”

El iapg ante el desafío de la comunicación en la industria.

Como pocas veces, el debate por la producción de hidrocarburos superó el ámbito empresarial, gubernamental y académico para instalarse a nivel social. El acuerdo entre YPF y Chevron y la técnica de la fractura hidráulica despertaron resistencias públicas y obligaron al sector privado a subirse a una batalla discursiva para demostrar la importancia del desarrollo de los yacimientos no convencionales en el futuro del país. Uno de los alfiles en ese juego es el Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG) que hace algunos meses sacó un documento donde explica las nuevas técnicas y asegura que, bien aplicadas, no revisten riesgos ambientales. “Río Negro Energía” conversó con el presidente del organismo, Ernesto López Anadón, para conocer cómo impactó esta coyuntura en el sector empresarial. El ejecutivo admitió que quizás se llegó un poco tarde al debate y sostuvo que el plan será abrir el instituto al gran público para instalar la idea de que una industria sustentable es posible.Pero no sólo la difusión preocupa al IAPG. López Anadón se mostró cauto sobre el boom de los no convencionales y dijo que resulta necesario acreditar reservas. La clave para el futuro será afinar costos para mejorar la competitividad, dijo. –¿Cómo ve el IAPG que la explotación no convencional y específicamente la fractura hidráulica esté en la agenda social? –Estamos muy tranquilos al respecto. Hay mucha experiencia en Estados Unidos, donde el fracking se realiza en formaciones parecidas a Vaca Muerta desde 1970. Si la operación se hace correctamente, no hay un efecto adverso sobre el medioambiente. Esto lo único que agrega es una operación, la fractura hidráulica, que se hace a una presión mayor. Hay que cuidar que todo esté perfectamente aislado y que pasen todos los fluidos por el tubing. El líquido que vuelve se recoge en piletas aisladas para ser llevado a plantas de tratamiento. Creemos que no tiene riesgo alguno. Por supuesto que deja una impronta, porque tiene un impacto como toda actividad del hombre, en el sector que sea. –El tema de la fractura hidráulica fue rápidamente abordado por agrupaciones ambientalistas. ¿No cree que el sector empresarial llegó un poco tarde a ese debate público? –Todo este material que hemos publicado lleva tiempo de preparación y quisimos hacer algo con mucha conciencia. No esperábamos tampoco que surgiera tanto el tema. En realidad, lugares como Neuquén, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos están acostumbrados a la operación petrolera y no tienen los miedos que se pueden tener en Entre Ríos, por ejemplo, donde hubo protestas. Si uno hace una encuesta en estos lugares, la mayoría de la gente acepta estas explotaciones. Buscamos llegar a todos los públicos y si miramos para atrás hemos recorrido un largo camino. Ante la pregunta debo decir que hubiese sido mejor empezar dos o tres años antes, pero estaríamos con el diario del lunes. –¿Imagina un IAPG volcado a difundir contenidos “aptos para todo público”? –Estamos trabajando en eso. Vamos a armar una página web para chicos y sacando material más ameno para que sirva de consulta. Trabajamos en temas como el uso racional de energía en colegios primarios y en un programa para los secundarios. Estamos abriendo más el IAPG, porque constituye una herramienta clave. Es un organismo independiente y con un cúmulo de conocimiento importante que hay que aprovechar para que la gente entienda cómo se llevan a cabo estas operaciones, que se practican aquí hace muchos años. –¿Qué expectativas tienen a partir de los anuncios de inversión? –Muy buenas, pero hay que entender que por ahora hablamos de recursos, de especulaciones. Se sabe que hay gas y petróleo pero no qué cantidad se puede extraer. Tenemos que esperar para ver cómo se da la incorporación de reservas. En Vaca Muerta se están dando los primeros pasos, analizando sus características y los costos de extracción. Esto puede llevar tiempo. Tomando la experiencia estadounidense, que también pasó por esta etapa, pienso que en la Argentina ocurrirá lo mismo. Habrá un desarrollo sustentable de esta formación, pero tenemos que tener conciencia de que no es fácil, porque hay que alinear muchas cuestiones. La técnica es una de ellas, y ahí tenemos ventajas porque estamos más avanzados que otros países en el estudio de esta formación. Pero tenemos que implementar una logística importante para reducir costos. Desde el punto de vista técnico, la Argentina parece preparada para el desarrollo shale. –¿Las condiciones económicas están dadas? –En el corto plazo no creo, tenemos que pasar esta etapa de evaluación de la formación para ver cómo se trabajará. Desde el punto de vista económico se tienen que alinear algunas cuestiones, porque los costos en la Argentina son más altos que en Estados Unidos.

la actividad petrolera debe demostrar que puede convivir en armonía con el medioambiente. “El fracking se realiza desde 1970”, dijo el presidente del iapg, Ernesto lópez anadón.

oil&gas buenos aires 2013

“TENEMOS QUE VER CÓMO SE INCORPORAN NUEVAS RESERVAS”, AFIRMó EL TITULAR DEL ORGANISMO.


Comentarios


“Buscamos llegar a todos los públicos”