Buta Ranquil cumple años en plena expansión

Los servicios están al límite y se espera inversión.

#

La pequeña localidad del norte neuquino tiene también atractivos turísticos por desarrollar.

Archivo

BUTA RANQUIL - Alentada por las expectativas que genera el yacimiento Vaca Muerta, la localidad de Buta Ranquil, que hoy cumple su 84º aniversario, es el lugar que ha experimentado el mayor crecimiento poblacional en el norte neuquino. Si se toman como referencia los datos del último Censo Nacional del 2010, que registró 2.500 habitantes, en cinco años el número se duplicó una vez y media ya que se estima que hoy la localidad cuenta con unos 7.000 habitantes. Para los residentes, la presencia de la actividad petrolera ha sido determinante y casi a diario se observa cómo mucha gente de otros puntos de la provincia y el país se radica en el lugar con el claro propósito de ingresar en una empresa o trabajar en algún servicio que estas requieren. Demanda educativa El fenómeno del crecimiento poblacional se nota especialmente en el ámbito educativo, donde el único jardín de infantes, la única escuela primaria y el único secundario han experimentado un explosivo crecimiento en sus matrículas. Algunos de estos establecimientos han tenido que desdoblar horarios y adaptarse a la demanda, y todos coinciden en que necesariamente deben crearse más centros educativos y ampliar las capacidades físicas de los que existen. También el fenómeno se visualiza en la construcción de viviendas, locales comerciales y la expansión territorial de Buta Ranquil, que ha crecido en forma significativa a la vera de la Ruta Nacional 40. La localidad necesita adaptarse al ritmo del crecimiento poblacional y se espera con ansiedad que se vayan concretando obras fundamentales, algunas atadas a los acuerdos por Vaca Muerta, que van a permitir a los nuevos habitantes acceder a servicios básicos como cloacas, agua potable, electricidad y otros. El futuro de Buta Ranquil (lugar de grandes pasturas o carrizales en lengua mapuche) aparece ahora ligado a la actividad extractiva y de hecho su actual intendente Hugo Zalazar del MPN, reelecto por otro período de gobierno, proviene de las filas del sindicato petrolero. Pero la comunidad entiende que el desarrollo no es únicamente el petrolero y gas de Vaca Muerta. Se apuesta fuertemente al turismo, especialmente por el paisaje y la cercanía con el área protegida Tromen, el termalismo y los recientes hallazgos de arte rupestre en el sector que atraen a cientos de estudiantes y arqueólogos.

Aniversario


Comentarios


Buta Ranquil cumple años en plena expansión