Cada vez menos alumnos abandonan la escuela secundaria

El índice de retención escolar subió un 14% entre 2015 y 2018. Desde Educación de Provincia se implementan programas especiales para reducir la deserción en el nivel medio.




La ley 26.206 de Educación Nacional reglamentó la obligatoriedad de la escuela secundaria. Lo cierto es que, según las estadísticas del ministerio de Educación de la Provincia, en los últimos tres años mejoró notablemente el porcentaje de retención en el nivel medio de educación, lo que conlleva un menor número de deserción.

Al comparar los datos de 2015 con el último informe de 2018, según la ministra de Educación, Cristina Storioni, se nota una mejora del 14% en los niveles de retención de la escuela secundaria.

“Para los trayectos de cinco años que son los bachilleres, el 47,9% es de retención, mientras que para los de seis años el porcentual está en 44,75% de retención”, comentó la funcionaria con base a el último informe estadístico disponible.

“Es cierto que hay desgranamiento, sobre todo en el primer y segundo año. Es un porcentaje más elevado en la escuela técnica, pero también es cierto que dentro del sistema los números están dando que casi el 72% de la población de 24 a 29 años ya tiene el secundario, y eso es muchísimo más de lo que se venía teniendo. No es el 100% como tiene que ser, pero los números vienen creciendo un montón”, confió Silvia Martínez , doctora en Educación, docente e investigadora de la facultad de Ciencias de la Educación y del Instituto Patagónico de Estudios de Humanidades y Ciencias Sociales -Ipehcs- (Unco/Conicet).

A su vez, la investigadora señaló que las causas de la persistencia de deserción escolar en el nivel secundario tienen que ver con un modelo de escuela vencido y pensado para cumplir con objetivos que no son los actuales.

“La deserción, el abandono, tienen que ver con un parámetro que se llaman edades teóricas. Teóricamente un chico entra a una edad y tendría que salir a otra. En la escuela primaria son bajísimos los niveles de deserción. El problema empieza a aparecer en la escuela secundaria”, explicó Martínez.

Y continuó: “La primaria está instalada desde hace 100 años, pero la escuela secundaria viene ampliando su cobertura, se viene haciendo masiva y ahora después de la ley nacional es obligatoria, entonces han cambiado las condiciones de ese nivel”.

“Tiene otros problemas la escuela que tienen que ver con su formato, con mantener un formato de hace 100 años, por eso es tan importante esta construcción curricular que se está haciendo en la provincia de Neuquén, porque se está atendiendo este problema”, resumió la docente e investigadora.

Pero además de los problemas propios del sistema educativo Martínez resaltó que las condiciones socio-económicas también influyen en la continuidad de la escolarización.

“Hay una variable importante que es el tema de las condiciones materiales que uno tiene. En una sociedad tan desigual como la nuestra y, en estos últimos tres años, más profundizada genera muchas dificultades para sostenerse en la escuela”, subrayó la doctora en Educación.

Y siguió: “No solamente se necesita comer o viajar, sino que se necesita tranquilidad o certeza para poder estudiar. La verdad es que son excepciones muy meritorias las personas que en condiciones sumamente desfavorables logran hacerlo. Ese es el ejemplo que te dan las películas pero no es la realidad porque lo que la mayoría de la gente necesita es tener condiciones estructurales, edilicias, familiares, sostenes subjetivos para poder estudiar”.

“ Estamos en una sociedad con muchas dificultades, con mucha desigualdad, con mucho desmembramiento social que hace que un chico que tenga que sostener su escolaridad esté complicado y en los sectores más desfavorecidos mucho peor”, agregó Martínez.

Además, al respecto citó investigaciones realizadas en las que se demostró que cuando los sostenes subjetivos existen, mayor cantidad de jóvenes logran concluir sus estudios.

Sin embargo, la realidad que lleva a muchos adolescentes a abandonar la secundaria se ve compensada con las estrategias que existen para retomar los estudios luego del plazo máximo establecido para las escuelas secundarias convencionales.

“Es un sistema que viene creciendo, es un sistema que tiene problemas de desgranamiento y repetición importantes en todo el país y en Neuquén especialmente, pero a su vez aparecen otros circuitos dentro del sistema educativo, como la de jóvenes y adultos que es la que está creciendo más y que es la que va recibiendo los chicos que se van cayendo de una parte del sistema”, señaló Martínez.

En 2018 la matrícula de las escuelas secundarias para jóvenes y adultos fue de 15.158 alumnos siendo las franjas etarias con más cantidad de alumnos las de 15 a 19 años y 20 a 24 años.

Egresados

71,9%
de las personas entre 24 y 29 años del conglomerado Neuquén-Plottier tiene el secundario finalizado.
La alta exigencia curricular de los colegios técnicos complejiza la situación de los chicos. Foto Yamil Regules

¿Cuáles son las opciones para llegar al título?

  • Escuela secundaria para jóvenes y adultos: son cursados presenciales similares a la secundaria tradicional pero que se realizan en tres o cuatro años. Hay establecimientos estatales e institutos privados.
  • Plan Fines: es una modalidad semipresencial en la que se pueden rendir materias adeudadas o terminar los estudios tanto primarios como secundarios.
  • Adultos 2000: es un programa lanzado recientemente entre la Municipalidad de Neuquén y el gobierno nacional que permite concluir sus estudios de nivel secundario de manera gratuita y a través de una plataforma online. Se trata de un plan de estudios que consta de 26 materias y en el que se estima un mínimo de dos años y medio para completarlo.

“La retención desde el 2015 creció seis puntos perceptuales, lo que significa una mejora del 14% en estos tres años”.

Cristina Storioni es ministra de Educación de Neuquén.

“Es interesante mirar las cosas que sí ha podido hacer el sistema educativo y seguir mirando las cosas que se tienen que ir modificando”.

Silvia Martínez, investigadora de la Universidad del Comahue.

Las escuelas técnicas tienen el mayor porcentaje de alejamiento

Según las estadísticas educativas del período 2018 de la Provincia de Neuquén las escuelas secundarias que cuentan con menor tasa de retención y en consecuencia mayor porcentaje de abandono son las de seis años, es decir las técnicas en todas sus modalidades.

Durante el periodo 2015-2018 la tasa de abandono en las escuelas de seis años fue del 10,9% mientras que para las de cinco años el porcentaje fue solo de 6,7%.

Entre las causas se encuentran la mayor carga horaria, las frustraciones ante la exigencia y la falta de atractivo de las orientaciones en los alumnos.

“Creo, en mi opinión personal, que la escuela técnica genera mucha expectativa en las familias, lo ven como que la escuela técnica forma mejor, que te da posibilidades para terminar y tener un puesto laboral y los chicos y las chicas en general a los 12 o 13 años aceptan las propuestas de la familia pero después cuando tienen la carga horaria de la escuela técnica que tiene mucho de las ciencias duras comienzan a tener frustraciones y es entonces, por supuesto, que el abandono es mucho más alto en las carreras de 6 años que en el CPEM común”, analizó la ministra de Educación Cristina Storioni.

En el mismo sentido se expresó Silvia Martínez, doctora en Educación, docente e investigadora de la facultad de Ciencias de la Educación y del Instituto

Patagónico de Estudios de Humanidades y Ciencias Sociales -Ipehcs- (UNCo/Conicet).

“Nosotros no hemos hecho estudios masivos pero si de algunas escuelas y lo que aparece tiene que ver con el gusto, muchos chicos deciden cambiarse porque no les gusta, también tiene que ver también con la carga horaria completa y porque se viven como escuelas muy exigentes”.

Estrategias para retener a los estudiantes

“Nosotros tenemos diferentes proyectos que ayudan a que los chicos puedan transitar el trayecto educativo obligatorio de la secundaria, tratando de no abandonar”, confió la ministra de Educación Cristina Storioni para comenzar a hablar de las estrategias que se aplican para elevar los porcentajes de retención en el nivel secundario de Educación.

“Por un lado existen los planes de tres o cuatro años que también es una alternativa para los chicos y chicas que pasan la mayoría de edad y deciden terminar la escuela”, comenzó a enumerar la ministra.

“Ese es un dato interesante porque en la mayoría de las jurisdicciones ha desaparecido esta propuesta porque se intenta que los chicos cumplan sus trayectos hasta los 18 años, nosotros como jurisdicción hemos tomado la decisión política de mantener los planes de tres o cuatro años dando la posibilidad a los adultos que puedan terminar la secundaria”, agregó la funcionaria provincial.

Y siguió: “Después tenemos un proyecto que se llama Rendir por Pasos en la escuela secundaria común en el que los estudiantes que se han llevado materias previas tienen espacios curriculares concretamente diseñados dentro de la escuela, con profesores de la escuela para que los acompañen en esas materias que se llevaron previas para que puedan no abandonar la escuela, transitar el trayecto y el año que les corresponde y van cubriendo esos espacios curriculares sin irse de la escuela, sin que sientan el fracaso de haberse llevado materias previas y entonces permanecen dentro del espacio escolar”.

“Es un proyecto muy interesante, que da muy buenos resultados porque los chicos no pierden la cotidianidad, la rutina de la escuela, siguen transitando su trayecto y además van siendo acompañados en el tema de las materias que se llevaron previas”, insistió Storioni.

Y por último señaló la existencia de una alternativa que puntualiza en las necesidades de cada escuela. “Hay otra alternativa que atiende al tema de la retención que es la de los Proyectos de Mejora Institucional (PMI). En estos PMI las escuelas presentan sus proyectos institucionales y pedagógicos que apuntan concretamente a la trayectoria”, comenzó explicando la ministra.

“Por ejemplo si entienden que la gran mayoría de sus estudiantes tienen dificultades con las ciencias sociales o las matemáticas o algunas de las materias, presentan sus PMI y el Consejo Provincial de Educación tiene 10.000 horas cátedra para disponer y financiar esos proyectos”, concluyó la funcionaria sobre uno de los mecanismos disponibles para aumentar la retención.


Comentarios


Cada vez menos alumnos abandonan la escuela secundaria