Cambios de hábito: el reto más difícil





La mayoría sabe cuáles son los hábitos saludables, pero pocos lo practican por la dificultad que implica cambiar hábitos, por la influencia del entorno socieconómico y por la falta de conciencia de la propia vulnerabilidad, coinciden los especialistas.

Claudio Hugo Domínguez, jefe de Cardiología Clínica del Hospital de Clínicas de la UBA, suma además “el contexto socioeconómico”, ya que “para una familia en la que los padres trabajan muchas horas y no pueden organizarse, el consumo de frutas, verduras y carnes magras como pescado es más caro y lleva más tiempo de preparación que, por ejemplo, los hidratos de carbono”.

“La mayoría de los factores de riesgo están vinculados al estilo de vida, ésta es la principal dificultad para la prevención”, coincide el médico cardiólogo Alejandro Deviggiano. Y añade que “también existen disparadores como el estrés, que hace que el sistema nervioso libere más hormonas, principalmente adrenalina, las que a su vez aumentan la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y por lo tanto aumenta el consumo de oxígeno del corazón”.

La realidad socieconómica también es un factor a tener en cuenta. “Entre fines de 2001 y mediados de 2002 la prevalencia de infartos aumentó considerablemente “, recordó Deviggiano.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cambios de hábito: el reto más difícil