Carlos Reutemann, más valorado como piloto en el exterior que en su país

El ex piloto de Fórmula 1 fue uno de los grandes automovilistas de la historia argentina.

El santafesino, ex piloto de automovilismo y político influyente, falleció hoy a los 79 años. Su hija Cora confirmó la noticia en las redes sociales con una sentida despedida.

Carlos Reutemann fue una de las figuras durante una década en la Fórmula 1, donde participó con los equipos Brabham, Ferrari, Lotus y Williams.

Consiguió 12 victorias, algunas muy importantes, y estuvo a un paso del título en 1981. Tal vez, fue el mejor tester de la historia moderna. A pesar de que nunca pudo ser campeón, el ‘Lole’ se destacó por su notable capacidad para desarrollar los autos, una cualidad que sólo tienen los elegidos y él lo era, porque estuvo en los equipos más importantes de la categoría en ese momento.

Su historia es muy conocida, desde sus comienzos en Argentina hasta que desembarcó en Europa y con sus notables condiciones no pasó desapercibido, logrando el respeto de sus rivales y de los equipos.

En 1974 en el circuito de Kyalami, en Sudáfrica, logró su primera victoria en el Mundial, que coincidió con la de un Brabham desde 1970 y la inicial de un auto de Fórmula 1 diseñado por Gordon Murray. Ese éxito llegó en su tercer certamen y no sorprendió al mundo de la Fórmula 1, porque muchos de sus rivales lo esperaban desde que firmó con Brabham, liderada por Bernie Ecclestone en 1972, donde logró en su estreno la pole en clasificación.

Reutemann consiguió varios triunfos con Brabham, una fue nada menos que en Nurburgring, hasta que llegó una larga sequía de resultados, por lo que no sorprendió que en 1977 se sumó a la legendaria escudería Ferrari.

Compartió primero el equipo con Nicky Lauda, después con Gilles Villeneuve, consiguiendo varios triunfos y terminó tercero en el Mundial 1978 que ganó Mario Andretti.

Al otro año pasó a Lotus, pero el nuevo auto nunca fue competitivo y en 1980 desembarcó en Williams como segundo piloto de Alan Jones, quien fue el campeón, y consiguió un memorable triunfo en Mónaco.

Reutemann parecía dispuesto a dar todo en 1981 y superó varias veces a Jones, lo que causó problemas para Williams. El Lole fue superado por el campeón en el inicio del Mundial en Long Beach, pero en Brasil, el argentino mantuvo su ventaja bajo la lluvia, no dejó pasar a su compañero de equipo y se fue a la victoria. Llegó a tener una buena ventaja como líder del certamen, pero las últimas pruebas fueron para el olvido y Nelson Piquet lo privó de ser campeón.

Unos días después del final resolvió dejar el automovilismo, pero más tarde cambió la decisión, participando en 1982 de las dos primeras pruebas para Williams y consiguiendo un podio, antes de dejar definitivamente el deporte.

Reutemann fue un grande de verdad, tal vez más valorado y respetado en el exterior que en su país. Anduvo rápido en todo lo que manejó, como cuando se subió a un auto de rally y deslumbró con su capacidad, logrando dos podios en el Rally de Argentina.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios