Caso Próvolo: por el momento, el Vaticano no expulsará a los curas condenados

Sólo una sentencia definitiva podría avanzar el proceso canónico contra los sacerdotes.



Nicola Corradi, uno de los tres condenados. Fotos: AP

Por el momento, el Vaticano no expulsará a los curas condenados por abusos sexuales y corrupción de menores a niños con hipoacusia en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza.

Sólo una sentencia definitiva podría avanzar el proceso canónico contra los sacerdotes, proceso que podría concluir con su dimisión del estado clerical, es decir, la expulsión del sacerdocio.

"No hemos podido proceder en el proceso canónico porque nunca tuvimos más información que la de los medios, ya que las autoridades judiciales argentinas no nos dieron acceso a las actas y pruebas del proceso civil", le confió una fuente de la Santa Sede al diario La Nación.

"Esperábamos el fallo y hay expectación en que termine en forma definitiva el proceso civil para poder disponer de las actas, valorar los hechos e imponer la pena canónica correspondiente", agregaron.

Jornada emblemática para las víctimas, jóvenes sordomudos que celebraron con lágrimas y abrazos.

En un juicio que marca precedente en el mundo, la justicia mendocina condenó ayer a los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi a la pena de 45 y 42 años de prisión, respectivamente, y al jardinero Armando Gómez a 18 años de cárcel acusados por abusos sexuales y corrupción de menores a niños con hipoacusia en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza.

Ninguno de los curas declaró ni una sola palabra durante el debate, y solo Gómez tomó la palabra en una ocasión para declararse inocente y sin pruebas que acreditarán los abusos cometidos por el.

El histórico veredicto fue dictado por los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli, y marcaron una jornada emblemática para las víctimas, jóvenes sordomudos que celebraron con lágrimas, abrazos y suelta de globos.

"Estamos felices, en paz. Gracias a todos, gracias a toda la Argentina. Solo queremos ahora vivir en paz", dijo en lenguaje de señas una de las víctimas a la salida del Tribunal, fundida en un abrazo con el resto de los denunciantes.


Comentarios


Caso Próvolo: por el momento, el Vaticano no expulsará a los curas condenados