Cerros de esquí: el final de la temporada más difícil

Hoy viven el último día de operatoria en Catedral y Chapelco. Fue un año atípico para los centros invernales de Río Negro y Neuquén y desde la cámara que los nuclea, analizan las perspectivas a futuro.





Los residentes disfrutaron varias semanas en Chapelco, el cerro de San Martín de los Andes.

Los residentes disfrutaron varias semanas en Chapelco, el cerro de San Martín de los Andes.

La temporada más increíble de nieve en la cordillera pasó sin turistas por las resecciones que impuso la pandemia del coronavirus. Cerro Catedral y Chapelco hoy cierran y se suman al Cerro Bayo, Caviahue y Perito Moreno, poniendo fin al invierno más atípico de su historia.

Pablo Torres García de Cerro Bayo, presidente de la Cámara Argentina de Esquí, en diálogo con el Voy, realizó un balance del invierno y de los desafíos que quedan por delante.

Cerro Bayo cerró hace días con buenas condiciones de nieve.

“La conclusión más certera es que logramos el objetivo que buscábamos con abrir, que era darle un respiro a la gente de las ciudades. Muchas familias que hacía tiempo no subían pudieron hacerlo. El resultado cualitativo fue bueno, nos generó satisfacción”, dijo Pablo Torres García.

Pero al realizar un análisis desde el aspecto cuantitativo, la preocupación continúa y el panorama es el más oscuro. No se sabe todavía como llegarán a la temporada 2021, aunque se está trabajando.

“Le estamos pidiendo al Estado una ayuda financiera que nos permita llevar adelante el plan de mantenimiento que cada año se necesita y es realmente muy costoso. La idea es una línea de crédito subsidiada, a pagar en tres años, con la esperanza que, si las cosas salen bien, se podrá hacer frente a eso”, relató el presidente de la cámara.

Todavía no recibieron respuesta a la propuesta pero sí percibieron el cobro de la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el personal temporario que fue de mucha ayuda.

El Cerro Catedral cierra sus puertas en la jornada de hoy.

Consultado sobre planes para el verano, Torres García explicó que el calor no trae esperanzas para los cerros. Algunos años se realizan actividades de montaña, este será un verano difícil.

“Antes apostábamos, ahora lo que tenemos que hacer es resguardarnos para mantener la sustentabilidad económica de las compañías. En la montaña, cuando competís con el lago siempre te gana, como nosotros ganamos en el invierno”, dijo Torres García y agregó que se trabajan acciones con el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur).

Según el pronóstico, puede haber más nevadas, las montañas todavía están cubiertas y muchos esquiadores, este año, no pudieron sacar sus equipos del armario. Pero el invierno se fue, y la temporada que viene, no habrá excusas para la revancha.


Comentarios


Cerros de esquí: el final de la temporada más difícil