CET 1: la justicia falló y Educación tiene 10 días para empezar los arreglos



#

La respuesta del Poder Judicial llegó ayer a los padres del CET 1 que reclamaban al Ministerio de Educación de Río Negro por graves problemas edilicios en la escuela, y lo hicieron a través de un amparo elevado este año.

El fallo fue favorable a los amparistas, ya que la jueza María del Carmen Villalba ordenó a la cartera educativa realizar las reparaciones en lo inmediato y dio un plazo de diez días para comenzar con los trabajos.

“La comunidad educativa que concurre al CET 1 de General Roca, se encuentra en riesgo de seguridad por cuanto el establecimiento no cuenta con medidas de seguridad tanto en electricidad, provisión de agua, mampostería e instalaciones de gas”, señaló la jueza en su resolución.

Previo a este fallo, se había realizado una inspección ocular a cargo de un perito y se dio intervención a Camuzzi y Bomberos Voluntarios de Roca, para que verificaran las condiciones del edificio.

Los problemas más graves se registran en el servicio de gas, electricidad y agua potable, además de problemas de mampostería y estructura. Según explicó Silvia, una madre involucrada en los reclamos, “algunos arreglos nunca se hicieron y otros se hicieron pero quedaron mal”.

“Acá lo siempre falló es el control. Se hacen trabajos no se controlan como corresponde y al tiempo tenemos nuevamente problemas, como pasó con los plafones que colocaron”, explicó Carmen, una de las madres amparistas en diálogo con “La Comuna”.

“Estamos actuando con mucha cautela, porque tampoco nadie quiere perder ni un sola hora de clase”, confió otra madre.

El dato es que en octubre de 2017, la justicia ya había fallado sobre este asunto, concediendo 60 días y un informe cada treinta días sobre el avance de obra; pero esta sentencia se incumplió.

Entre las observaciones del perito Daniel Rosales se detalla que:

Datos

En electricidad hay incumplimientos a la normativa vigente, hay tendido eléctrico expuesto, fichas de tomacorrientes desprendidas, tableros eléctricos sin contratapas o protección, entre otros.
No se sabe si el agua del establecimiento es apta para consumo humano. También hay falencias en la provisión de agua caliente, faltante de tapas y asientos de inodoros
En el depósito y taller hay sectores que no tienen calefacción y además no se lleva control ni registro de mantenimiento.
En algunas paredes hay signos de filtración, humedad y presencia de hongos en algunas paredes, uno de los paneles del cielo raso quebrado tiene riesgo de caída.

Temas

Roca

Comentarios


CET 1: la justicia falló y Educación tiene 10 días para empezar los arreglos