Chocolate para una mañana templada en Neuquén



Los actos se hicieron frente al monumento a San Martín

NEUQUEN (AN).- En una mañana templada, en la que no faltó el tradicional chocolate tuvo lugar ayer, más como una formalidad que como una verdadera celebración, el festejo por el 191 aniversario de la Revolución de Mayo en Neuquén.

El acto contó casi con más funcionarios y autoridades militares que público. Apenas pasadas las 10.30 el intendente, Horacio Quiroga, en compañía de otras autoridades -entre las que se encontraban el diputado provincial por el MPN Julio Falleti, la diputada justicialista Norma Miralles, el vicepresidente de la Legislatura, Federico Brollo y la diputada del PJ Marité Berbel- se trasladó desde el municipio hasta la explanada frente al monumento al general José de San Martín para dar inicio al acto central.

Allí los esperaba la banda del Ejército, varias delegaciones escolares y un reducido marco de público, inferior al centenar de personas. Después de que se diera lectura a la nómina de autoridades, Quiroga junto al diputado Brollo y al comandante de la VI Brigada de Infantería de Montaña, general Adolfo Cabrera, se trasladó hasta el mástil de la plazoleta para izar la bandera mientras la banda interpretaba "Aurora" que fue tímidamente entonada por algunos.

Luego tuvieron lugar las disculpas de quienes no pudieron asistir al acto, entre los que figuraban el gobernador Jorge Sobisch, el vicegobernador Jorge Sapag y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rodolfo Medrano. Acto seguido se entonaron las estrofas de los himnos Nacional Argentino y de la provincia de Neuquén.

La encargada de dirigirse a la multitud fue la presidenta del bloque de concejales del MPN, María Isabel March. Su discurso empezó con una reseña histórica que abarcó desde la colonización hasta el regreso a la democracia en 1983, e hizo alusión a los distintos gobiernos constitucionales y de facto de los que fue testigo nuestro país, para arribar a este presente en el que "nada cambió pues seguimos con los dientes apretados buscando el camino".

La concejal calificó a estos tiempos como "de crisis" y afirmó que ahora es cuando hay que hacer el mayor esfuerzo.

"En este contexto vamos a luchar por tener una gestión exitosa", prometió e instó a la comunidad y al gobierno a trabajar mancomunadamente para luego concluir señalando: "vecinos tengamos confianza, viva Neuquen, viva la Patria", palabras que fueron seguidas por calurosos aplausos.

Una vez finalizadas las palabras de March, se retiraron las distintas delegaciones con sus respectivas banderas y comenzó una representación alegórica a cargo del Taller de Danzas del Neuquén que se extendió aproximadamente por media hora.

El acto culminó cerca del mediodía y el comentario que se escuchaba entre el público era "fue igual que el año pasado".

Mientras los funcionarios dialogaban con la prensa y las autoridades militares merodeaban el lugar, la poca gente que se había acercado hasta el monumento se alejó rápidamente.

Dos actos en Cipolletti

CIPOLLETTI (AC).- En Cipolletti se realizaron dos actos por el 25 de Mayo: el oficial, que se llevó a cabo en la plaza San Martín; y otro propuesto por distintos sectores, que se concretó en la rotonda de las rutas 22 y 151.

A las 11, en la plaza se reunieron las autoridades locales y delegaciones de escuelas cipoleñas. Se izó el pabellón nacional yluego del himno habló el presidente del Concejo Deliberante local, Fabián Gatti.

Poco después de las 15, en tanto, se unieron en la rotonda representantes de los productores, de la Unter, ATE, triple crimen, Antipeaje, Mujeres en Lucha y la Corriente Clasista Combativa. "Hay que intentar recuperar el sentido de la emancipación; que en América pasa por las calles, por la lucha. Para muchos la lucha por la emancipación comenzó hace 500 años y todavía no termina", manifestó Luis Gianini, de la Unter.

Mientras se terminaba de preparar el mate cocido que se repartió con bollitos a todos los presentes, se escuchó el canto de Rolando Lobos.

Los míticos Ford T se sumaron al Día de la Patria

BUENOS AIRES (Télam).- Los porteños se vieron sorprendidos ayer por la presencia de una caravana de los míticos automóviles Ford T, que llegaron desde Córdoba para realizar un "abrazo" simbólico al Obelisco, en homenaje al Día de la Patria, que coincide con el 74 aniversario de la salida de fábrica del último modelo del legendario vehículo.

Con las carrocerías relucientes y el típico sonido de cornetas de sus bocinas, 15 "ejemplares" de los años que van de 1915 a 1927 alteraron la tranquilidad de un típico día feriado, y entusiasmaron a cientos de vecinos de los barrios de San Telmo y Monserrat que corrieron a buscar sus máquinas fotográficas para quedar retratados junto a las reliquias rodantes.

Los vehículos fueron trasladados en camiones desde la provincia de Córdoba y depositados en Parque Lezama en horas de la mañana, donde los esperaban los orgullosos propietarios listos para iniciar la caravana que finalizó en el Obelisco, centro de las manifestaciones más coloridas de los porteños. La hilera de coches se mezcló con los miles de hinchas de River que se aprestaban a festejar su centenario y que, por un momento, olvidaron al club de sus amores para sumarse a la admiración que producían los viejos modelos.

El presidente del Club Ford T de la Argentina, Jorge Ortiz, manifestó que la intención de los organizadores "es convocar a la gran masa de "fordteístas" que existe en Buenos Aires para que se sumen a nuestro club que ya cuenta con un total de más de 100 socios".

Ortiz realizó un llamamiento a todos aquellos que tengan un Ford T para que se acerquen a Córdoba el primer fin de semana de octubre "en donde todos los años se realiza un encuentro nacional e internacional en conmemoración de la fabricación del primer vehículo que se realizó en 1908".

Mientras conducía su modelo 1925 por las calles porteñas, Ortiz pudo comprobar una vez más la emoción que produce en la gente el paso del vehículo. "Es extraordinario; hay gente mayor que se acerca y me dice que en su juventud tenía un coche igualito al mío, y llegan al punto de no poder contener las lágrimas", se entusiasmó emocionado. A su lado, Alfredo Civalero, vicepresidente del club aseguró que el Ford T "fue un boom, particularmente en Estados Unidos y la Argentina, porque es un automóvil especial para terrenos como el pampeano y las praderas americanas".

Civalero es considerado casi un "héroe" por los fanáticos del Ford T, tras haber realizado la proeza de recorrer a principios de este año, 5.171 kilómetros desde La Quiaca hasta Ushuaia.


Comentarios


Chocolate para una mañana templada en Neuquén