Científicos de Bariloche están en cuarentena en Estados Unidos

Son trabajadores de Invap y de Conae que viajaron para el lanzamiento del Saocom. Deben estar aislados hasta el lunes.



La llegada a Estados Unidos fue el viernes. Por ahora, el satélite sigue en depósito.  Gentileza

La llegada a Estados Unidos fue el viernes. Por ahora, el satélite sigue en depósito. Gentileza

Los 18 científicos y técnicos que viajaron a Estados Unidos para el lanzamiento del Saocom 1B, fabricado por Invap en Bariloche, cumplen la cuarentena por el covid-19 en el mítico Cabo Cañaveral, aunque en cuartos de hotel. Recién el lunes podrán verse cara a con el satélite que debieron dejar en depósito cuando estalló la pandemia.

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), dueña del aparato, y su constructor principal, Invap, debieron replantearse los plazos de la misión y ahora planean llevar el satélite al espacio entre el 25 y el 26 de julio.

La “ventana de lanzamiento” del satélite de observación de la tierra es en realidad entre el 25 y el 30 de julio. Irá a bordo de uno de los cohetes de la empresa Spacex, del físico y multimillonario Elon Musk, que trasladó a principios de año a astronautas a la Estación Espacial Internacional por primera vez desde Estados Unidos.

Gabriel Absi, gerente de Proyectos Espaciales de Invap, lidera el equipo barilochense, de 12 personas, a las que se sumaron 6 de Conae.

La experiencia de estos equipos es enorme. Invap construyó una docena de satélites, pero su punto más alto fue cuando hizo los dos aparatos geoestacionarios de comunicaciones Arsat.

Hace dos años, junto a la Conae, lanzaron también desde Estados Unidos, el Saocom 1A, que es, junto al que saldrá al espacio en cuestión de días, el aporte a una constelación junto con Italia de observación del suelo terrestre.

Estamos en cuarentena, en el hotel, trabajando por videoconferencia en la coordinación de las distintas tareas que tenemos que hacer con Argentina y acá, en Cabo Cañaveral”, le dijo Absi a RÍO NEGRO desde Florida, al sur de Estados Unidos.

“El 13 de julio, después de dos hisopados negativos, vamos a ingresar a la base para trabajar sobre el satélite”, añadió.

Los Saocom pueden tomar imágenes de la superficie de la tierra mediante microondas, lo que le permite atravesar nubes y hasta llegar por debajo del suelo.

La idea, que ya funciona con la versión 1A, es poder medir la humedad de los suelos, prevenir incendios forestales y predecir inundaciones.


Comentarios


Científicos de Bariloche están en cuarentena en Estados Unidos