Cipolletti: radiografía de los casos de abuso sexual

En lo que va de marzo se tramitaron al menos siete causas: dos condenas y tres absoluciones, una de ellas con fuertes críticas a la fiscalía. En las dos restantes, las víctimas abandonaron el proceso.

Redacción

Por Redacción

La fiscalía de Cipolletti cerrará marzo con un panorama poco alentador en las resoluciones de las causas por abuso sexual. En lo que va del mes se tramitaron al menos siete procesos. Hubo tres absoluciones en juicio y dos sobreseimiento durante la investigación  y solo se llegó a dos condenas en suspenso porque los imputados confesaron los hechos reprochados.

En los tres casos que terminaron en absolución los tribunales -todos de distinta composición- hicieron duros reproches al accionar de la fiscalía encabezada por Santiago Márquez Gauna y Anabella Camporesi.

En el primer caso, el abuso de una niña, tanto la fiscalía como la defensoría de menores se confundieron en la fecha del hecho y no subsanaron ese error.  No se puede “violar uno de los principios que rigen el proceso y cuál es el debido proceso y el derecho a defensa en juicio. En virtud de ello corresponde dictar la absolución”, dice el fallo.

Lo que ocurrió fue que se determinó el hecho el día que la víctima develó el abuso, pero en realidad en el juicio surgió que había sucedido un par de meses antes. Un yerro insalvable para las garantías del proceso.

En el segundo caso se cuestionó que la prueba no alcanzó para probar el abuso y que la fiscalía desistió de dos testimonios que aparentemente eran importantes: una psicóloga del Poder Judicial y otra profesional de la Oficina de Atención a la Victima. También hubo absolución por el beneficio de la duda.

Y en el tercer caso, un hecho ocurrido en una escuela secundaria con una víctima adolescente, el fallo dice que la fiscalía debió profundizar la investigación porque hay cuestiones que no están del todo claras. Es más, el defensor aportó más prueba y logró hacer prevalecer su teoría por sobre la acusación. Más grave aún es que el Consejo

Provincial de Educación tiene abierto el sumario contra el docente desde el año 2019.En todas las situaciones no se dan mayores detalles sobre las circunstancias para que no se identifique a las víctimas. Sin embargo, las sentencias son públicas.

Una de las investigaciones que no superó la instancia primigenia fue la de un abuso intrafamiliar. La víctima cumplió los 18 años y le informó a la fiscalía que había logrado rehacer su vida y que no le interesaba continuar con el proceso penal. Por eso el Ministerio Público pidió el sobreseimiento a una jueza de garantías.

La otra fue de una mujer que denunció a un familiar por abuso pero desistió del proceso alegando la lentitud del proceso. Finalmente, las únicas dos condenas por abuso sexual que se dictaron en marzo fueron producto de juicios abreviados. Es decir, los acusados aceptaron su participación en el hecho y la pena impuesta. En los dos fueron penas de prisión en suspenso, sin cárcel efectiva.

Uno fue un abuso simple, un manoseo, que ocurrió en Catriel y otro un hecho que involucra a un policía de Cipolletti.
En el de Catriel la pena fue de seis meses en suspenso y el del policía tuvo otros ribetes puesto que la calificación legal era más grave y contemplaba penas de hasta 10 años.

Pese a la resistencia de la fiscalía adjunta Anabella Camporesi el juez Guillermo Baquero Lazcano aceptó la propuesta de la defensa y quitó el agravante de la condición policial. En ese escenario aplicó la pena de tres años de prisión en suspenso.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios