Exguerrillero divide a Chile y tensa la relación con Francia

08 nov 2018 - 00:00

Luego de varios años en el anonimato, tras escapar de la cárcel donde purgaba una condena perpetua por el asesinato de Jaime Guzmán, ideólogo de la dictadura de Pinochet, el exguerrillero Ricardo Palma Salamanca recibió asilo en Francia provocando la ira de la derecha chilena.

“Después de más de 26 años de persecución, hoy podemos respirar tranquilos”, dijo Palma Salamanca en una carta, luego de que Francia le otorgó asilo político, una decisión que fue duramente criticada por el gobierno y la derecha chilenos que exigen la extradición de este exguerrillero del grupo marxista Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), célebre por haber tratado de asesinar al dictador Augusto Pinochet en 1986.

Francia anunció que el asilo otorgado la semana pasada por la Oficina Francesa de Protección de los Derechos de Refugiados y Apátridas (Ofpra) es una decisión tomada con “total independencia”.

Pese a ello, el presidente chileno, Sebastián Piñera, envió una carta a su par francés Emmanuel Macron para pedirle que “intermedie” para revocar el refugio.

Según las autoridades chilenas, el asilo otorgado a Palma Salamanca –que también beneficia a su familia– podría entorpecer la solicitud de extradición enviada por Chile en febrero de este año, y que la Corte de Apelaciones de París tiene previsto analizar el próximo 12 de diciembre.

“La decisión adoptada por la Opfra no influye en el tribunal que es libre y soberano”, dijo a la AFP vía telefónica Jean-Pierre Mignard, abogado del exguerrillero.

Con apenas 22 años, Ricardo Palma Salamanca alcanzó notoriedad tras asesinar a tiros al entonces senador Jaime Guzmán en 1991, ya restablecida la democracia tras 17 años de dictadura militar (1973-1990).

Guzmán era considerado el principal ideólogo de la dictadura y máximo líder de la derecha que respaldó a Pinochet, en cuyo régimen unas 3.200 personas fueron asesinadas o desaparecidas.

Bajo los alias de El Negro y Rafael, Palma Salamanca asestó otros duros golpes a la derecha pinochetista asesinando al menos a otros tres militares retirados del régimen, entre ellos a un guardaespaldas de Pinochet.

También secuestró a Cristián Edwards del Río, hijo del dueño del diario “El Mercurio”.

En 1992, la policía chilena detuvo a Palma Salamanca y fue condenado por la Justicia chilena a cadena perpetua, que cumplía en un penal de máxima seguridad de Santiago, en el que también estaban encarcelados otros miembros del FPMR.

Espectacular huida

Cuatro años después de su detención, Palma Salamanca junto a otros dos miembros del FPMR protagonizaron una cinematográfica huida cuando un helicóptero los recogió en el patio de la cárcel en la que cumplían sus condenas, en medio de la incredulidad de los guardias.

Palma Salamanca desapareció sin dejar rastro y se convirtió en una de las personas más buscadas por la policía chilena.

De su vida en clandestinidad sólo se conocen unas cartas que envió a su madre y dos libros que escribió: “El gran rescate”, donde detalla la fuga, y “Una larga cola de acero”, en la que cuenta la historia del FPMR.

El operativo de rescate fue ideado por Raúl Escobar Poblete, amigo cercano y compañero en el FPMR de Palma Salamanca.

Escobar o “comandante Emilio” escapó de la dictadura y se instaló en México, donde las autoridades chilenas creen que Palma Salamanca vivió todos estos años.

Primera pista

Tras 20 años de silencio sobre su paradero, la policía mexicana detuvo en marzo de 2017 a Raúl Escobar, acusado de ser parte de un grupo de secuestradores del que también habría sido parte El Negro.

Mientras Escobar estaba detenido en México y Chile solicitaba su extradición, Ricardo Palma Salamanca logró huir junto a su pareja Silvia Brzovic. Tras dejar México se habrían dirigido a Cuba desde donde lograron viajar hasta Francia.

En febrero pasado, la policía antiterrorista francesa detuvo a Palma Salamanca en París en respuesta a una orden de captura internacional emitida por la Justicia de Chile.

La Justicia francesa determinó que el exguerrillero, hoy de 49 años, se encuentra bajo libertad provisional y con el beneficio del asilo, a la espera de la decisión sobre su extradición a Chile.

Ricardo Palma Salamanca, exlíder del FPMR condenado por el asesinato del senador derechista Jaime Juzmán en 1991, logró asilo en Francia, para enojo del presidente Piñera y su partido.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.