Panorama de río negro

¿Y si Weretilneck es candidato en el 2019?

26 ago 2018 - 00:00

Esta semana los intendentes de las ciudades más pobladas tomaron dimensión del golpe en sus municipios de los recortes de los envíos de recursos federales a las provincias. El Fondo Sojero apuntalaba la obra pública y los subsidios al gasoil evitaban hasta ahora que se disparara (más aun) el precio del boleto de colectivo.

Río Negro recibía casi 170 millones de pesos por año para subsidiar la compra de gasoil. La Provincia ya avisó que no podrá compensar esa caída; a lo sumo, podría cubrir una parte del boleto, a través de la tarjeta SUBE, de los sectores de menores recursos.

Pero a pesar de la crisis en cierne, en el gobierno provincial y su fuerza política, Juntos, tienen la cabeza puesta en el 2019. En la oposición también es tiempo de conjeturas y armado.

El gobernador respiró aliviado cuando en la clínica de Cipolletti adonde fue derivado desde Viedma le avisaron que el ministro de Salud, Fabián Zgaib, estaba fuera de peligro. Sufrió un problema coronario que se solucionó con un stent. El susto no le impedirá seguir recorriendo la provincia como el principal candidato de Alberto Weretilneck para el año que viene.

El gobernador sabe que Juntos Somos Río Negro difícilmente se sostendría con la fuerza que tiene hoy si dejara de ser gobierno. Por eso y porque la madre de todas sus batallas es contra intendente de Roca, Martín Soria, comenzó hace un par de semanas a diseñar una ingeniería electoral en la que él pasará de ser un apoyo clave a un actor de la campaña.

No le interesa irse a Buenos Aires como senador y, en el armado contra la opción binaria macrismo-kircherismo, prefiere apoyar al Peronismo Federal y jugar esa instancia con el impulso de una nueva reelección de Miguel Pichetto.

Cree haber encontrado la manera de ser protagonista de la campaña: encabezar la lista “sábana” de legisladores provinciales. “Si es necesario, yo voy –les dijo a varios de sus ministros–, después veo si asumo”. De todos modos, ya advirtió que hay que evitar la mención a una “candidatura testimonial”.

Juntas o separadas

Las fechas de esa elección y de las municipales de Cipolletti y Viedma dependerán de una decisión de Weretilneck porque, una vez que fije el día de los comicios provinciales (debe hacerlo con una antelación de tres meses), los intendentes tendrán un mes para decidir.

Distinto es en Bariloche, donde la elección debe ser el primer domingo de septiembre, o en Roca (tiene que ser independiente de otras elecciones, aunque hay un antecedente: en 1999 se unificó con la provincial).

Pero además, tres meses antes de la elección a gobernador, vice y legisladores, hay que ir por primera vez a primarias (PASO), a las que Weretilneck debe convocar con otros tres meses de anticipación. Y todavía hay que ver cómo se acomoda en el calendario la idea del oficialismo de introducir la segunda vuelta electoral.

Y siempre se puede hacer confluir la fecha con una de las elecciones nacionales: agosto las PASO y octubre las generales.

Mientras tanto, hay definiciones que se van precipitando:

•Claudio di Tella, el administrador del Ipross, se perfila como el candidato del gobernador a la intendencia de Cipolletti.

•María Emilia Soria, que es diputada nacional hasta el 2021, está decidida a ser candidata a intendenta de su ciudad, Roca. Si se impusiera, la estirpe de su apellido alcanzará dos décadas de gobierno municipal. Juntos quiere ponerle enfrente a Alejandro Palmieri, pero el jefe de la bancada oficialista en la Legislatura se resiste.

•En el camino hacia la reelección, todo indica que el barilochense Gustavo Gennuso (que está en Juntos pero con la identidad de su partido, Pueblo) tendrá enfrente al concejal peronista Ramón Chiocconi (su compañero de bloque Daniel Natapof igual da pelea).

•Si María Emilia Soria gana la intendencia de Roca y Chiocconi se impone en Bariloche, asumiría como diputado nacional Sebastián Altamiranda, presidente del Concejo de Choele Choel.

El gobernador analiza encabezar la lista de legisladores por la “sábana” para sumarse a la campaña de su casi seguro aspirante a la sucesión, el ministro Fabián Zgaib.
El año que viene habrá por primera vez PASO en la provincia. Deben ser tres meses antes que las generales. Y el gobernador busca además la segunda vuelta.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.