Cómo afecta el encierro en la salud de nuestras mascotas

La imposibilidad del paseo recreativo a partir del aislamiento por la pandemia del COVID-19, así como el uso intensivo de productos clorados afectan de modo particular a nuestras mascotas.



Nuestra permanencia constante en casa de alguna manera han cambiado las costumbres y hábitos en la mascota que conviven con nosotros.
Los cambios repentinos de dichos hábitos y el encierro excesivo afecta la psiquis y la salud física del animal.
Sin darnos cuenta, se les ha alterado el sueño, el tiempo a solas y la vigilia -llevando a una posible situación de estrés -desatando en conductas, probablemente no habituales.

Las enfermedades respiratorias en los animales han aumentado debido al uso excesivo de productos químicos para la limpieza del hogar en estos últimos meses”.

Juan Carlos Ferrer, Médico Veterinario, MPN 274.


En los gatos, la cuarentena de sus dueños les provoca un mayor letargo y lo manifiestan jugando menos. En cambio, en los perros se observa excitación en su comportamiento. Por caso: rompen cosas, hacen sus necesidades dentro de la casa o hacen cosas inhabituales en ellos.
“El animal está estresado porque hemos modificado las conductas y va a tender a tener cambios en su psiquis”, aseguró Juan Carlos Ferrer, médico veterinario de Cutral Co, consultado por Río Negro.

La ñata contra el piso
Por otro lado, nuestras mascotas pueden verse afectadas debido al uso indiscriminado de productos químicos utilizados para la higiene del hogar, advirtió Ferrer. Según este profesional, se observó un incremento fuera de lo común en patologías respiratorias e irritaciones laríngeas y faríngeas bronquiales desde que se inicio de aislamiento obligatorio producido por la pandemia de Covid-19. Ferrer lo asocia al uso excesivo de productos químicos para la desinfección de hogares.
En especial, aquellos productos clorados como la lavandina y aerosoles, que garantizan la eliminación de bacterias, virus y hongos utilizados en demasía.
Tanto los perros como los gatos respiran a unos centímetros del suelo y la acción directa e indiscriminada sobre el piso de estos productos producirían gran irritación, sobre todo en aquellos animales con patologías previas, como alergias preexistentes.
“Ha aumentado en los signos clínicos del aparato respiratorio del tracto superior” es decir las fosas nasales. Las afecciones más comunes son rinitis, faringitis y laringitis. También las conjuntivas y las mucosas irritadas, lagrimeos, pruritos  (picazón) del área afectada.
Estas irritaciones, producidas muchas veces por rascado o el lamido excesivo del animal, generan lesiones que requieren tratamiento veterinario para evitar heridas más graves, ya que pueden desencadenar en enfermedades como dermatitis, descamaciones o pruritos por autolesiones”, concluyó el profesional.

Cinco tips para tener en cuenta

Utilizar con moderación todos los productos de higiene en el hogar porque el animal recibe a través del olfato e ocasionándole irritación en las mucosas y otros trastornos respiratorios y en patologías previas como alergias preexistentes.

Evitar el exceso de alimentación debido a la ansiedad. Esto puede producir cambios en el metabolismo desencadenando enfermedades como diabetes, hipertensión, colesterol, etc.

Tratar de mantener cierta actividad física a través de juegos, sobre todos aquellos que viven en ambientes cerrados.

En caso de salir, mantener la distancia correspondiente, y limpiar sus patas con agua y jabón antes de entrar a la casa, no utilizar alcohol o lavandina.

Tener buen ánimo les garantiza seguridad, paz física y mental, no solo a los animales también a las personas.


Comentarios


Cómo afecta el encierro en la salud de nuestras mascotas