Con la Regata en la sangre

La dinastía Vergauven tiene un nuevo exponente en la prueba de maratón más larga del mundo. Vicente, con apenas 15 años y siendo uno de los palistas más jóvenes de esta edición de la travesía, está surcando por primera vez las aguas delNegro. Su padre Mauricio, triple campeón de la competencia, lo sigue desde la orilla.

Vicente y Mauricio Vergauven, presente y pasado de los que siguen agrandando el mito de la Regata.

Vicente y Mauricio Vergauven, presente y pasado de los que siguen agrandando el mito de la Regata.

Tiene apenas 15 años, 5 meses y 21 días, y por primera vez está desafiando la bravura del río en un bote K2 junior, con su padre siguiéndolo atentamente desde la orilla. En el bote K2 junior N°13 de Vicente Vergauven, que comparte junto a Ramiro Garnero, viajan los genes de un apellido ilustre dentro de la rica historia de la Regata del Río Negro.


Su papá Mauricio , ganador tres veces de la Regata del Río Negro, presentaba en el 2018 a Sebastián, que por problemas personales esta vez no tomó parte de la prueba. Ahora, mira de cerca aunque sin presiones el crecimiento de Vicente, el palista más joven que está participando de esta edición de la legendaria prueba.


Su madre, Verónica Dinoia, también corrió varias veces esta prueba - la última vez junto a Mauricio, por lo que no había muchas chances de que Vicente no subiera de pequeño a un kayak.


“Siempre soñé con correr esta carrera, la estay disfrutando mucho. Mi viejos colaboran, ayudan en todo pero me dejan que tome decisiones en el agua, por más que esta sea mi primer Regata”, cuenta Vicente y en su cara de pibe se le entrecierran los ojos pensando cuándo fue la primera vez que se subió a un bote.


“La verdad es que no me acuerdo cuándo empecé a remar. Desde que tengo uso de razón, estoy arriba de un bote. Es lo que amo y es lo que voy a hacer por mucho tiempo”.


Vergauven junto a Garnero marchan en el tercer lugar entre los K2 junior, a 30 segundos de los líderes, Julián García y Martín Salinas, diferencia que buscarán achicar en el parcial de hoy.


“Fue una etapa muy cortita pero sin dudas la más dura de todas. Intensa de principio a fin, igual que la de mañana ( por hoy). Pero la verdad es que en esta etapa aprendimos varias cosas que mañana vamos a aplicar”, anticipa Vicente.


El menor de la dinastía asegura que tanto su padre Mauricio o su hermano Sebastián, lo dejan que vaya resolviendo dificultades a medida que aparezcan. Algunas veces me ayudan a prevenirlas, pero en genral no joden”, asegura Vicente mientras su padre se acerca a la charla, al final de la tercera etapa en el Balneario de Villa Regina.


Lo estamos acompañando con Verónica, tenía muchas ganas de correrla. Lo importante es que la viva con la total intensidad que tiene esta Regata. Recién se está formando y terminando este 2021 en la categoría cadetes. Le gusta el maratón, como a Sebastián, porque son formados en la zona y con mucha afición a la Regata, pero también tienen potencial para las pruebas de velocidad”, cuenta Mauricio, ganador de la Regata con Juan de la Cruz Labrín en los años 1990 y 1991, y con Atilio Vázquez en 1992.


Soy de no joderlos a los chicos. Particularmente Vicente tiene una personalidad que en este momento él quiere tomar decisiones. Así lo dejamos, y si se tiene que equivocar que lo haga porque son situaciones de aprendizaje”.


Mauricio y Vicente se juntan para la foto y hay orgullo en sus miradas.
De un lado y el otro los une el legado del río y la Regata, que de generación en generación van escribiendo para la historia de una aventura que ya lleva más de medio siglo.

El empuje del semillero

15
años para el menor de los Vergauven, que corre su primera Regata y lo hace en un K2 junior.

Para hoy se viene la contrarreloj

A partir de la 13, desde el Balneario de Luis Beltrán se largará un parcial que puede marcar un antes y un después para el futuro de esta edición de la Regata del Río Negro. La cuarta etapa, que tendrá como punto final el Balneario de Choele Choel, será la contrarreloj donde los botes K2 senior partirán con un lapso de 30 segundos. Serán apenas 20 kilómetros de carrera, que como todos los años tendrá un ritmo intenso. El sorteo de la partida se hará momentos antes de la carrera.

“Durante años acompañó, escuchó y tuvo aprendizajes transmitidos. Es joven, pero lleva mucho tiempo arriba de un bote”

Mauricio Vergauven habló de la preparación de Vicente.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con la Regata en la sangre