Conmoción en la Facultad de Medicina por caso de abuso

El acusado integra el Centro de Estudiantes y la víctima es una compañera. En un insólito comunicado, la agrupación 29 de Mayo reconoció el hecho y dijo que el joven actuó en un “contexto de consumo abusivo de alcohol” y “sin obrar de mala fe”.





Una gran cantidad de estudiantes se reunió ayer en una asamblea en la facultad de Ciencias Médicas para dar a conocer un caso de abuso sexual que denunció haber sufrido una estudiante por parte de un compañero que también estudia medicina. El hecho ocurrió hace un mes pero se hizo público en las últimas horas, entre otros motivos, porque la joven dejó de asistir a clases. Además, la agrupación 29 de Mayo, que integra el alumno denunciado, emitió un comunicado que generó aún mayor malestar por la forma en que presentó la situación.

La estudiante e integrante del colectivo feminista La Revuelta, Romina Noel Morris, fue una de las personas que se dirigió a la asamblea que se hizo ayer para definir qué medidas tomarán para enfrentar la situación y en apoyo a la víctima.

La chica se dirigió a las amigas de la joven, les pidió que le hagan llegar el mensaje de acompañamiento por parte de la comunidad universitaria y que la motiven a no abandonar la carrera, ya que desde el día en que sucedió el hecho dejó de asistir a clases.

La vocera se refirió al contexto del hecho y explicó que fue durante una reunión que se realizó hace un mes, en la casa de la estudiante, aparentemente en un ámbito de festejo. “Alguien les acercó bebidas, alcohol, ellos tomaron pero al parecer lo que contó la chica es que le pusieron algo en la bebida o le dieron algo que le hizo perder la consciencia”, explicó y agregó que cuando despertó ambos estaban desnudos y la joven sentía “fuertes dolores” y no entendía qué había sucedido. Dijo que buscarán la expulsión del estudiante denunciado.

Relató además que la joven conversó con las amigas más allegadas, que la motivaron a consultar a profesionales de la salud y la instaron a hacer la denuncia. “Las amigas dijeron que no se animó a hacer la denuncia y ante tanto acoso que vivió en la facultad. Seguían cruzándose en los pasillos y decidió irse”, agregó.

La agrupación 29 de Mayo, que forma parte de la conducción del Centro de Estudiantes y al que pertenece el acusado, emitió un comunicado en el que dice: “Hemos tomado medidas desde el momento en que nos enteramos que el compañero cometió una práctica abusiva violentando la integridad sexual de la compañera en un contexto de consumo abusivo de alcohol”. Además refiere a que “el acto abusivo” lo llevó a cabo “el compañero, sin obrar de mala fe”.

Desde la facultad investigan la denuncia

Las autoridades de la Facultad de Ciencias Médicas informaron que están trabajando para obtener
toda la información posible sobre el hecho y que desde la Secretaría de Bienestar se está intentando contactar a la joven que no se encuentra en la región para escucharla, acompañarla y ponerse a su disposición.

“Una vez que tengamos mayor conocimiento del caso, emitiremos un comunicado oficial, dado que recién hoy [por ayer] se ha tomado conocimiento del hecho”, explicaron oficialmente desde la facultad.


Comentarios


Conmoción en la Facultad de Medicina por caso de abuso