Consejos para una buena salud bucal en las mascotas

El bienestar de nuestros animales también depende de una dentadura sana. Atenderla desde temprana edad ayuda a prevenir enfermedades y extender la vida de sus piezas dentarias.

“Cuando hablamos de salud bucal nos referimos al bienestar de estructuras como los carrillos, lengua, paladar, dientes y glándulas salivales que conforman la cavidad oral; y, distintas patologías que pueden presentarse- están muy relacionadas- con la especie, raza y edad del animal”, explica Eugenio Sattler, médico veterinario, de Roca a RÍO NEGRO.
Alrededor de las 4 semanas emergen los dientes de leche y a los 4 meses de vida, el recambio por dientes definitivos. “En esta etapa de la vida del cachorro, los problemas más comunes son piezas retenidas”, especifica Sattler. Y añade: “Una vez que todos los dientes definitivos han emergido, la patología predominante es la periodontitis y la más común a medida que el animal envejece”.


La enfermedad periodontal o periodontitis es la inflamación de las estructuras que sostienen al diente y pueden incluir patologías como gingivitis, abscesos, osteítis y pérdida de piezas dentales.
Sattler dice que tanto caninos como felinos son susceptibles a periodontitis, pero es muy común en perros de razas pequeñas, cuyo factor determinante es la acumulación de sarro. Este sarro crece hacia la encía produciendo inflamación de la misma generando gingivitis.

Es muy importante reconocer el problema a tiempo, ya que las infecciones crónicas en la cavidad bucal favorecen el ingreso de bacterias a la circulación sanguínea, lo cual puede encadenar patologías graves como endocarditis y glomerulonefritis”.

Eugenio Sattler, médico veterinario de Roca consultado por RÍO NEGRO

“La encía se retrae exponiendo el cuello del diente que no tiene esmalte, el sello entre la encía y el diente se debilita y las bacterias pueden ingresar a la raíz del diente produciendo abscesos, piezas dentales flojas incluso pérdida dentarias”, explica. La halitosis, dientes sucios y marrones, dificultad para masticar, agresividad o vocalización sobre todo al tocar la zona, renuncia a comer alimentos sólidos, en casos más graves pérdida de peso y desnutrición, son unos de los signos clínicos.

“Es muy importante reconocer el problema a tiempo, ya que las infecciones crónicas en la cavidad bucal favorecen el ingreso de bacterias a la circulación sanguínea, lo cual puede encadenar patologías graves como endocarditis y glomerulonefritis” indica Sattler. Y aclara: “Para prevenir la periodontitis es importante implementar el cepillado desde temprana edad”.
Según Sattler, el ultrasonido debe realizarse bajo anestesia general, para evitar el estrés, el movimiento del animal, y el aspirado de líquidos. También debe usarse traqueotubo, porque los pedazos de sarro extraídos son sumamente infecciosos para los pulmones, en caso de ser aspirados”.

Cuidar la salud bucal de los animales:

Se puede comenzar pasando entre los dientes una gacita y luego pasar el cepillo, con cepillo dedal.

Existe pasta dental para animales. El uso de pasta de dientes para humano está contraindicado en mascotas ya que habitualmente ellos tragan y pueden producir irritación de la mucosa gástrica.

El sarro se forma a partir de la placa (sustancia pegajosa formada por alimento y saliva) más las bacterias. A medida que esa placa se asienta, se va mineralizando para formar el sarro, el cual es bastante duro.

La limpieza dental consta de remoción del sarro, el ultrasonido el más eficaz.

Además de la pasta y cepillo, existen diferentes tipos de snack, líquidos antisépticos y medicación para el tratamiento y prevención, que pueden ser utilizados dependiendo de la cantidad de sarro y el estado de salud del animal.


Temas

Mascotas

Comentarios


Consejos para una buena salud bucal en las mascotas