Crisafulli convocará a una movilización para reclamar fondos para la Universidad

La Nación le adeuda más de 60 millones de pesos para gastos de funcionamiento. En abril pagaron por última vez a uno de los proveedores de servicios.



#

Cada año ingresan más de 8.000 estudiantes a las 17 unidades académicas que tiene la UNC en la Norpatagonia.(Foto: matías subat )

La Universidad Nacional del Comahue, con el rector Gustavo Crisafulli a la cabeza, convocará a una movilización tras el receso invernal para reclamar el envío de partidas presupuestarias atrasadas y solicitar un refuerzo que le permita funcionar de aquí a fin de año.

La Nación le adeuda más de 60 millones de pesos a la casa de estudios, correspondientes a los gastos de funcionamiento de marzo, abril, mayo, junio y la mitad de febrero. “Con un atraso tan importante, la mayoría de las universidades estamos en peligro de asfixia financiera”, aseguró ayer el rector.

Te puede interesar La Universidad del Comahue en una situación financiera límite

El secretario de Hacienda, Néstor Fernández, explicó que la estrechez de recursos los obligó a retrasar el pago a proveedores, pues canalizaron las prioridades en los servicios de luz, gas, el pago de becas y el estipendio para investigadores. “La última factura que pudimos cancelar del proveedor más importante que tenemos, los servicios de limpieza, fue abril. También estamos con un atraso de pago de certificado en un módulo de aulas, mantenimiento y obras menores”, detalló. A ese escenario, le sumó la dificultad para adquirir algunos bienes como insumos de laboratorio, computadoras y equipos menores. “No nos venden si no es de contado y muchos insumos de la universidad están dolarizados, lo que hace que para el proveedor sea imposible tener un precio futuro”, indicó Fernández. Algunos alquileres como los gimnasios del Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB) están con un retraso en los pagos de 30 días.

Te puede interesar El rector de la UNC asegura que Nación no envía partidas de funcionamiento

“Confiamos en los dichos de la secretaría de Políticas Universitarias de que van a acortar la brecha en los próximos meses. Lo cierto es que, si eso no ocurre, va a ser muy difícil el último trimestre del año. Los atrasos que había en la ejecución de partidas no pasaban de los 60 días y esto es una situación completamente nueva”, planteó Crisafulli.

Afirmó que la manifestación prevista para luego del receso es algo que se habló en la última sesión del Consejo Superior, con el objetivo de pedir que se reactive el envío de partidas y se otorgue un refuerzo presupuestario. “Estamos trabajando con una asignación que tenía un parámetro de inflación del 15% y un dólar a 19 pesos. Las propias políticas del gobierno han llevado a un completo retraso del financiamiento”, cuestionó.

La cuota mensual para gastos de funcionamiento de la UNC es de 12 millones de pesos.


Comentarios


Crisafulli convocará a una movilización para reclamar fondos para la Universidad