Cruce de amenazas: la tensión entre EE. UU. e Irán escala sin freno

Trump dijo que tiene en la mira 52 objetivos. El jefe del ejercito iraní lo llamó "cobarde". Y el jefe del Hezzbolah avisó: “comenzarán a regresar los ataúdes”.



Marea humana.  Cientos de miles de personas salieron a las calles en Ahvaz ayer, en el primero de los tres días de homenaje nacional al general iraní Qasem Soleimani. Foto: Agencia AP.-

Marea humana. Cientos de miles de personas salieron a las calles en Ahvaz ayer, en el primero de los tres días de homenaje nacional al general iraní Qasem Soleimani. Foto: Agencia AP.-

La tensión en Medio Oriente entre Estados Unidos e Irán no hace más que crecer hora a hora. Luego de que el presidente de estadounidense, Donald Trump, dijera la noche del sábado que tiene en la mira 52 sitios en Irán y que los atacará “muy pronto y muy duro” si ese país actúa contra personal o bienes estadounidenses, la República Islámica desafió ayer: “Dudo que tengan el coraje”, lanzó el general Abdolrahim Musavi, comandante en jefe del ejército iraní.

En paralelo, el líder del movimiento terrorista chiíta libanés Hezbollah, Hassan Nasrallah, advirtió que la muerte del general iraní Qassem Soleimani a manos de EE.UU. supondrá el comienzo de una nueva era y amenazó con matar a todos los soldados norteamericanos en la región: “Comenzarán a regresar los ataúdes”.

“¡EEUU no quiere más amenazas!”, dijo a última hora del sábado Trump en una serie de tweets y advirtió que los sitios que tiene en la mira si Irán toma represalias por la muerte de Soleimani son “de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní”.

Ayer, volvió a lanzar advertencias en la red social: “Estados Unidos responderá de manera rápida y completa e, incluso probablemente, de una manera desproporcionada”, avisó.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, dijo ayer que hay una “real probabilidad” de que Irán intente atacar a sus tropas. EE.UU. destruyó el viernes con un dron el convoy de Soleimani y de Abu Mehdi al Muhandis, número dos del Hashd al Shaabi, coalición de combatientes proiraní integrada ahora en las fuerzas de seguridad iraquíes.

Hay probabilidad real de que Irán cometa el error de atacar a algunas de nuestras fuerzas militares en Irak o a soldados en Siria”.

Mike Pompeo - Secretario de Estado de los Estados Unidos

Según el Pentágono, Soleimani -brazo ejecutor de la expansión iraní en Medio Oriente “estaba activamente involucrado en aviones para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidense en Irak y en toda la región”.

Tras el asesinato de Soleimani, facciones proiraníes en Irak aumentaron la presión con el lanzamiento de proyectiles contra las fuerzas estadounidenses. Varios impactaron en la Zona Verde de Bagdad, donde se halla la embajada de EE.UU. y en la base aérea de Al Balad, donde hay soldados estadounidenses, sin dejar víctimas.

“Pensamos que hay una real probabilidad de que Irán cometa un error y tome la decisión de atacar a algunas de nuestras fuerzas militares en Irak o a soldados en el noreste de Siria”, dijo Pompeo. Sus comentarios se produjeron luego de que el asesor militar del líder supremo de Irán dijo que habría una respuesta “militar” en “contra de los sitios militares” por parte de Teherán.

EE.UU. tiene unos 60.000 soldados en la región, incluidos 5.200 en Irak. Washington decidió reforzar a la región con miles de soldados más después del asesinato de Soleimani el viernes.

El ejército iraní respondió ayer a la amenaza de Trump: “Dicen este tipo de cosas para desviar la atención de la opinión pública mundial de su acto odioso e injustificable pero dudo que tengan el coraje”, declaró el general Musavi, cabeza del ejército iraní. El ministro iraní de Relaciones Exteriores advirtió a Trump que atacar “sitios culturales es un crimen de guerra”.

La amenaza más dura llegó ayer de parte del Hezbollah. “El ignorante presidente Trump y los idiotas que le rodean no se dan cuenta de lo que han hecho. El tiempo se lo dirá, cuando los ataúdes de los militares estadounidenses comiencen a regresar a Estados Unidos, la Administración Trump no solo se dará cuenta de que ha perdido la región, sino las elecciones”, advirtió el líder Hassan Nasrallah .


Represalia: Therán se desliga de sus compromisos del acuerdo nuclear

Primera represalia: Irán anunció ayer el fin de las restricciones a la producción y el enriquecimiento de uranio, a las que se había comprometido en el acuerdo nuclear de 2015.

“La República Islámica de Irán pondrá fin a sus limitaciones finales en el acuerdo nuclear”, informó en un comunicado el Consejo de Seguridad Nacional iraní. “Por lo tanto, el programa nuclear de Irán eliminará todas las restricciones de su producción de uranio, incluyendo el porcentaje de enriquecimiento y la cantidad de uranio enriquecido, así como las limitaciones a su investigación y desarrollo”, agrega la nota.

Dicen este tipo de cosas para desviar la atención del mundo sobre su acto injustificable, pero dudo que tengan el coraje”.

Abdolrahim Musavi - comandante en jefe del ejército iraní

En el último año, desde que Estados Unidos lo abandonó en 2018, Irán se venía alejando de las metas originales del acuerdo (3,67%) y ha intensificado el enriquecimiento de uranio: actualmente enriquece a un nivel del 4,5%. El nivel necesario para armar una cabeza atómica es 90%.


El parlamento iraquí pidió expulsar tropas

El Parlamento iraquí reclamó ayer a su gobierno la expulsión de las tropas de Estados Unidos del país, donde una facción proiraní exhortó a los soldados iraquíes a alejarse de las bases con presencia de fuerzas estadounidenses, lo que hace temer un repunte de la violencia. La coalición internacional liderada por EE.UU. anunció luego la suspensión de sus actividades de apoyo y entrenamiento de las tropas iraquíes.

En una sesión de urgencia celebrada por el Parlamento iraquí y tras un pedido en el Congreso del primer ministro en funciones Abdel Abdu Imadhi, se votó expulsar a todas las tropas extranjeras que operen en el país y el cierre del espacio aéreo, marítimo y terrestre para sus aeronaves.

A través de un comunicado, la misión creada para luchar contra el (grupo terrorista) Estado Islámico (EI) aseguró que la protección de sus instalaciones, blanco de repetidos ataques con cohetes en los últimos dos meses, “ha limitado la capacidad para entrenar a los socios y apoyar sus operaciones contra el EI”.


Comentarios


Cruce de amenazas: la tensión entre EE. UU. e Irán escala sin freno