Cuatro años de prisión para Garoglio por abusos

La Cámara aclaró que la denuncia no fue un “invento” por “sed de venganza”.





Miguel Gambera

CIPOLLETTI (AC).- La Cámara Criminal Segunda de Cipolletti condenó a Mario Garoglio a cuatro años de prisión efectiva por el delito de abuso sexual de dos menores de edad, sin acceso carnal, pero continuado y agravado. Su ex mujer, Ivana Rosales, escuchó el fallo acompañada por sus allegados y por el abogado querellante, Marcelo Hertzriken Velasco. La denunciante declaró que “está volviendo a confiar en la justicia” y que de esta forma el imputado “tiene que aprender que los cuerpos nuestros son nuestros” y que “nadie tiene derecho a hacer lo que él hizo”. En 2002, Mario Garoglio intentó matar a golpes a Rosales. El acusado fue apresado cuando reapareció en la zona después de estar cinco años prófugo para evitar cumplir la condena impuesta por la justicia de Neuquén, que lo juzgó por tentativa de homicidio. Después, Garoglio fue denunciado por el delito de abuso sexual simple agravado contra dos nenas. Los nuevos hechos que se le imputaron habrían sido cometidos durante 2004, antes de ser condenado en Neuquén. Después de la denuncia por abuso, el juez Gustavo Herrera procesó a Garoglio y decidió mantenerlo preso por la gravedad de la denuncia y por su fuga anterior. El magistrado consideró en su resolución que existían pruebas suficientes para que el imputado sea llevado a juicio oral. Se basó en el testimonio que las víctimas dieron en cámara Gesell y en las pericias a cargo del psicólogo forense Sergio Blanes Cáceres y un perito de parte. El tribunal que lo juzgó estuvo integrado por Guillermo Baquero Lazcano, César Gutiérrez Elcarás y Sonia Martín. En los alegatos el fiscal de cámara Alejandro Silva había solicitado cuatro años de prisión y el querellante Hertzriken Velasco ocho años. En el fallo, el camarista Baquero Lazcano indicó que “no ha sido motivo del debate aquel atentado a la vida de Rosales (…) que el imputado utilizó para desprestigiar a la denunciante (…) y como contrapartida, la denunciante en su testimonio relató sus desavenencias (…) como si fuera este proceso el ámbito de discusión”. Baquero Lazcano insistió en que en este proceso “no se trató de la relación entre Garoglio y Rosales sino que “los hechos no han sido inventados a partir de odio o sed de venganza (…) han sido probados a partir del relato de las dos niñas, los correspondientes informes psicológicos y demás prueba que he citado y valorado precedentemente”. Este fallo dejó a Garoglio en prisión y deberá cumplir la condena de cuatro años. Por el caso anterior, Garoglio no pasó ni un día preso porque se fugó cuando debía comenzar a purgar los cinco años de condena que le impusieron los jueces neuquinos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cuatro años de prisión para Garoglio por abusos