De la Sinfónica al jazz: el viaje musical de Juan Pablo Bergese

El talentoso trompetista será parte, mañana en el Español, de “Música de películas volumen III”, el espectáculo de la Orquesta Sinfónica de los neuquinos. En diciembre, tocará junto a la Sureña Jazz Band en Neuquén y con la Patagonia Big Band en Bariloche.

#

La Sureña Jazz Band, una de las formaciones a las que pertenece Bergese.

El talentoso trompetista será parte, mañana en el Español, de “Música de películas Volumen III”, el espectáculo de la Orquesta Sinfónica de los Neuquinos. En diciembre, tocará junto a la Sureña Jazz Band en Neuquén y con la Patagonia Big Band en Bariloche.

Los músicos te pueden contar épocas. Un grupo de buenos músicos de orquestas típicas y de bandas sonoras del cine te pueden contar épocas. Es lo que ocurre con la Orquesta Sinfónica de los Neuquinos y su espectáculo “Música de Película Vol. III”, que se presentará mañana en el Cine Teatro Español de Neuquén (Av. Argentina 235).

Las entradas tienen un valor de 200 pesos y se pueden adquirir en la boletería de la sala de 17 a 22. Hay descuentos a jubilados y menores de 25. Serán más de cuarenta los músicos que suban a escena con un repertorio que incluirá clásicos y música de películas taquilleras que alguna vez hemos visto seguro.

“Venimos tocando mucho eso, así que la preparación previa es muy buena. Es algo bastante conocido para nosotros”, dijo Juan Pablo Bergese con entusiasmo, durante una charla con “Río Negro a propósito de la inminente presentación de la Orquesta Sinfónica de los Neuquinos, de la que forma parte.

Pero la orquesta no es lo único que involucra a Bergese, también la Patagonia Big Band lo tiene entre sus filas. “El formato big-band es un formato preestablecido, de arreglos que compramos en Estados Unidos, que viene para cuatro trompetas, cuatro trombones, cinco saxos y una banda de acompañamiento rítmico-armónico, bajo, batería, guitarra y piano. Para trasladarlo a la zona, contamos con grandes músicos”, reconoce Bergese.

P: ¿Cómo es estar tocando todo el tiempo?

R: No es agotador para nada. Es lo que más nos gusta: estar en permanente en contacto con el instrumento. Por ahí una cuestión clave tiene que ver con que lo que estés haciendo sea variado. Que el organismo para el que estés tocando cambie todo el tiempo el repertorio o que integres distintos elencos, teniendo distintas dinámicas y distintas músicas.

Juan Pablo Bergese, de profesión trompetista.

P: ¿Es complicado vivir de la música en la región?

R: Es relativo. Tiene que ver con la realidad del país y con el instrumento que ejecutes. Los instrumentos que pertenecen a la Orquesta Sinfónica, por ejemplo, uno puede llegar a vivir y tener un trabajo cómodo y organizado y hay instrumentos que no pertenecen a la Orquesta Sinfónica con los cuales tenés que ir buscando bandas de música popular para ir tocando. En ese caso la cosa por ahí se complica dependiendo del género que interpretes.

P: La mayoría de los músicos se dedican a dar clases. ¿Cómo funciona en tu caso?

R: En lo personal, estoy trabajando en instituciones públicas como el IUPA y la Escuela Superior de Música de Neuquén. Es una cuestión de transmitir el conocimiento que adquirí. La cosa esta repartida.

P: La Orquesta Sinfónica y la Big Band van por vías diferentes, ¿cómo es la cosa?

R: Es así. La Orquesta Sinfónica pertenece a la Fundación del Banco Provincia (BPN), la Orquesta pertenece a la fundación desde hace veinte años. Las presentaciones de la Big Band fueron producidas por la fundación BPN o acompañadas por la misma fundación. Nos apoyó con la logística en todos los casos. No pertenecemos a la fundación BPN, pero nos apoya. No tenemos hoy a priori establecida una estrategia particular.


Comentarios


De la Sinfónica al jazz: el viaje musical de Juan Pablo Bergese