Lorenzo Insigne: del tatuaje de Maradona a jugar en Estados Unidos

El italiano es campeón de Europa con su selección y jugará en Toronto de la MLS.





Tiene 30 años y está en la plenitud de su carrera, pero decide emigrar a una liga de menor importancia. No es el primer caso en el que esto ocurre, pero no deja de sorprender la salida de Lorenzo Insigne a la liga de Estados Unidos.

La noticia se conoció en las últimas horas e implica que el actual jugador y capitán del Napoli emigre con destino a la MLS, una competencia de mucho menor jerarquía pero con poder económico.

Cuando termine la vigente temporada (2021/2022), el delantero pasará a Toronto, franquicia canadiense que participa en el ámbito de Estados Unidos como ocurre con otros equipos en deportes de conjunto.

El contrato se extenderá hasta julio del 2027 e Insigne llegará como ‘libre’. Es decir: su ficha tendrá costo cero para ser traspasado y Toronto solo tuvo que negociar los términos del vínculo con el futbolista.

En su momento, Zlatan Ibrahimovic sorprendió al mundo del fútbol cuando dejó Manchester United para jugar varias temporadas en Los Angeles Galaxy. Fue la última gran estrella del deporte que aceptó una propuesta de esas latitudes. El sueco volvió a Milan a los 37 años

El poderío económico es el factor decisivo, porque la competencia interna no es de elite en norteamérica. La incorporación de futbolistas de jerarquía mundial comenzó hace muchos años pero a la MLS siempre le costó tener un nivel que genere interés entre los fanáticos del fútbol a nivel internacional. Hasta Pelé llegó a pasar por allí, cuando fue parte del Cosmos en los años 70′.

En el mismo sentido, estos casos no dejan de significar un llamado de atención para las ligas de Europa, que han visto mermadas sus arcas en los últimos años y se sostienen con dinero de los jeques de Medio Oriente y capitales chinos. Los petrodólares no son para todos y, en medio de una crisis económica mundial por la pandemia, Napoli decidió achicar su presupuesto. Los dirigentes resolvieron ofrecerle a Insigne una salario menor al que venía cobrando y la negociación terminó con el jugador formado en el club cambiando por primera vez sus colores.

Lorenzo Insigne no es un futbolista más. Se trata del ’10’ de la selección de Italia campeona de la última Eurocopa. Además de su calidad como jugador, en Argentina genera una empatía especial por el tatuaje de Diego Maradona en una de sus piernas.

A partir de mitad de año, ese símbolo que inmortalizó en su piel se verá en una liga donde le dicen ‘soccer’ al fútbol. Claro, la propuesta de 11 millones de dólares por temporada con posibilidad de extender 4,5 millones más por logros deportivos resulta una oferta más que jugosa.

El tatuaje que Insigne se hizo de Maradona cuando jugaba en Napoli.

Los argentinos que eligieron el mismo camino

En las últimas décadas, la MLS tuvo muchos jugadores argentinos de calidad que, en general, fueron para retirarse o hacer una diferencia económica. Uno de ellos fue Guillermo Barros Schelotto, que pasó varios años en el Columbus Crew, donde se transformó en ídolo.

Más cerca en el tiempo, promesas como Ezequiel Barco de Independiente o realidades del fútbol argentino como Gonzalo ‘Pity’ Martínez también eligieron ese destino y nunca tuvieron la relevancia que sus carreras amagaba con darles en el espectro futbolero.

También hay otros que fueron y se asentaron como el caso de los exLanús Diego Valeri o Sebastián Blanco, que comparten plantel en Portland Timbers.

Entrenadores como Gabriel Heinze o Gerardo Martino, muy respetados en nuestro país, no tuvieron éxito en Estados Unidos.

Argentina es productor constante de jugadores y técnicos. Exporta a todo el mundo y la MLS no es la excepción, pero son pocos los que han hecho carrera para justificar la resignación de éxito deportivo por priorizar la parte económica.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Lorenzo Insigne: del tatuaje de Maradona a jugar en Estados Unidos