Demolieron “Kioscón”, un clásico de Neuquén

Testigo clave de muchos sucesos históricos de la ciudad capital hoy fue derribado después de 47 años.



#

La dueña de “Kioscón” posa para la foto sobre las ruinas de su comercio.(Foto: Juan Thomes )

Ubicado en la diagonal 25 de mayo, el “Kioscón” es parte de la historia de todos los neuquinos. En los últimos tres años, una deuda que tenían con la municipalidad se fue acrecentando y como no les alcanzaba para seguir sosteniéndolo, lo cerraron finalmente en mayo pasado.

Sin embargo hoy, una cuadrilla municipal comenzó a derribarlo, como parte del arreglo al que llegaron con el municipio. El comercio llevaba 47 años en la ciudad y 26 en la diagonal.

Yo agradezco que se me haya perdonado la deuda porque realmente no tenía cómo pagarlo. Pero me duele que lo hayan tirado abajo, podrían haberlo dejado como un monumento, como un recordatorio, un kiosko con muchos años, un espacio solidario, podrían haberle hecho una plaquita de los 47 años que estuvimos acá. Vimos todas las crisis del país”, afirma Sandra Barreiro, una de las dueñas.

El negocio lo llevaron adelante ella y su madre quien actualmente está radicada en Puerto Madryn y luego ella y su hijo, con una jornada laboral de 12 horas cada uno.

Acá está toda mi vida, mis hijos criados acá adentro, hacían los deberes sentados ahí, muchas historias, alegrías tristezas, muy buena calidad de clientes, de gente amiga, éramos un poco psicólogos, porque vienen y te cuentan todo. Hasta salimos en la revista Humor y Sex Humor, un reportaje que nos hizo Gerardo Sofovich. Muchas historias han pasado por acá. Vimos crecer Neuquén”, afirma.

Barreiro cuenta que Kioscón fue el precursor en las campañas de prevención del HIV, donando más de 100.000 preservativos. También regalaron hielo seco para cuando llegaban los órganos y junto a una marca de dulces obsequiaron bicicletas, pelotas de fútbol, huevos de Pascua, rifas para Navidad, Fin de Año, todo. Muchas historias fueron parte del Kioscón.

Para los 100 años de Neuquén les dijeron que podrían declararlo patrimonio histórico pero no alcanzaron a hacerlo. “Por eso lo están tirando, sino no hubieran podido hacerlo”, concluye y agrega que igual “la municipalidad se portó bien porque se han hecho cargo de todo el proceso de trasladar el mobiliario y sacar lo que quedaba”, concluye.

El kiosko fue demolido por el municipio.
Juan Thomes

La dueña de “Kioscón” posa para la foto sobre las ruinas de su comercio.
Juan Thomes


Comentarios


Demolieron “Kioscón”, un clásico de Neuquén