Argentina tuvo que esperar 16 años para ser campeón

Goleó en la final a España, con gran tarea de Ordóñez.

28 jun 2015 - 00:00

Argentina le ganó a España, por 6 a 1, en la final del Mundial de hockey sobre patines que se jugó en Francia, sumó el quinto título de su historia y se vengó de las últimas tres definiciones. Lucas Ordóñez, quien juega en el Barcelona, fue la principal figura, metió tres goles y liquidó la historia para los dirigidos por Darío Giuliani. España llevaba 71 partidos invicto, incluyendo las tres últimas finales contra Argentina, que no se consagraba desde el torneo jugado en Reus en 1999 y llegaba dulce después de la victoria frente a Portugal, por 5 a 2, en semifinales. En el partido más esperado del Mundial de La Roche-sur-Yon, los españoles comenzaron en ventaja con un gol de Jordi Bargalló a los 4 minutos, pero los argentinos reaccionaron enseguida y dieron vuelta la historia en una actuación brillante, para festejar con un contundente 6-1 su quinto título. Ordóñez, en tres oportunidades; David Páez, en dos, y Carlos Nicolia convirtieron los tantos del equipo argentino, que fue al Mundial sin dos de sus mejores jugadores por lesión, como son Pablo Álvarez y Matías Pascual. El arquero Valentín Grimalt tapó tres oportunidades de los españoles en el segundo tiempo y fue otro de los que se destacó con una gran actuación. Los últimos minutos y, jugando con la gran diferencia que consiguieron, los argentinos desplegaron todo su repertorio, dándole más brillo a su histórica conquista. “Merecíamos este título, porque superamos muchas adversidades. Otra vez Argentina está en el mejor lugar”, comentó el entrenador Giuliani. En el partido por el tercer lugar, Portugal goleó a Alemania, por 7 a 3, y consiguió, por cuarta edición consecutiva, la medalla de bronce.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.