La Selección Argentina viaja a Qatar con la ruta liberada

Sensaciones inmejorables en la previa del Mundial para un equipo donde sobran las certezas. La victoria ante Jamaica ayudó a Scaloni de cara a la lista de los 26 que irán a la Copa del Mundo y certificó que el genio de Lionel Messi se mantiene inalterable.





La tensa calma pre Mundial, la sensación de que está casi todo resuelto y una selección a la que le sobran certezas por encima de las dudas. La Argentina camina firme hacia Qatar y ni siquiera la incógnita sobre la lista definitiva de los 26 jugadores que irán por la tercera estrella, parecen turbar el vuelo crucero que lleva el equipo hacia la Copa del Mundo.

La cuenta regresiva está colmada de una ansiedad lógica. La cita, grandiosa siempre, así lo provoca, pero a diferencia de otros procesos similares, esta vez no hay histeria.

La parte final del camino encuentra al equipo signado bajo la misma química, quizás como nunca antes en un Mundial. Esa composición especial que hace diferentes a los grupos, comenzó después de aquella semifinal de la Copa América 2019 en Brasil, cuando Lionel Messi por primera vez en modo maradoniano como capitán, alzó la voz contra el poder del fútbol continental.

En el triunfo de anoche ante Jamaica por 3-0, la Selección tomó el amistoso en Nueva Jersey para consumar el motivo del ensayo: probar variantes. A Lionel Scaloni aún le falta resolver un puñado de nombres para llegar a Qatar y es por eso que Gonzalo Montiel ingresó por Nahuel Molina, Alexis Mac Allister por Rodrigo De Paul y Guido Rodríguez por Leandro Paredes.

Sin embargo, hubo una modificación particular: no sólo por el que salió, sino también por el que ingresó. Un resfrío dejó a Lionel Messi en el banco y quien lo reemplazó fue Julián Álvarez y no un relevo natural como Paulo Dybala, quien se quedó afuera por una molestia muscular.

Ver a Julián de titular junto a Lautaro Martínez, ambos centrodelanteros, le abrió una posible sociedad de ataque a Scaloni, pero además el DT busca darle rodaje a un elemento goleador que en la selección está monopolizado por dos jugadores: Messi y Lautaro. Entre ambos han anotado casi el 50% de los tantos del ciclo: de los 93 goles en total, la Pulga hizo 25 y el Toro 21.

Bastaron apenas 12 minutos para certificar el éxito del ensayo: gran movimiento individual de Lautaro en el área jamaiquina y asistencia para que el delantero del Manchester City toque al gol.
En el tanto argentino, la estadística habló de que todos los jugadores de campo participaron de la acción. Un dato no menor que habla de compromiso colectivo con el balón de esta Selección.

Si bien las llegadas de peligro no fueron demasiadas, la supremacía de Argentina en la primera mitad fue notoria. Y Scaloni puede descansar tranquilo: Mac Allister y Guido Rodríguez aprobaron con buen margen el nuevo examen al que los sometió el DT, al igual que Montiel.

Como era natural, el Red Bull Stadium estalló cuando Messi, figura planetaria, pisó el campo y el amistoso tomó otro brillo. Ingresó por Lautaro y de entrada el ‘10’ intentó combinar con Álvarez. Claro que la idea potenciar a Julián duró hasta que se desató la bestia goleadora que convive en la humanidad del ídolo mundial.

En los 5’ minutos finales, el crack desenfundó la zurda con una jugada de su sello y poco después, con un tiro libre que pareció un penal, el mejor del mundo regaló la despedida ideal de esta Selección que volverá a juntarse el 11 de noviembre en Qatar, la nueva nueva tierra prometida de esta versión Albiceleste que busca hacer historia.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Selección Argentina viaja a Qatar con la ruta liberada