Desde hoy el Ipross vuelve al sistema de reintegros

Los afiliados deberán pagar entre 15 y 20 pesos por la consulta médica.



VIEDMA (AV).- El Ipross pondrá en marcha desde hoy un nuevo y transitorio mecanismo prestacional a partir de la rescisión del contrato con la Federación Médica. Los afiliados deberán abonar sus consultas y solicitar luego el reintegro a la obra social.

La presidenta de la obra social, Adriana Gutiérrez, ratificó que ante la negativa de la Federación a aceptar la cápita propuesta estará vigente un Registro de Prestadores para la cobertura de prestaciones ambulatorias y todas las delegaciones contarán con un fondo de reintegros para responder a los afiliados.

Al resumir las opciones que tiene el afiliado para atenderse hasta que se cuente con un listado de prestadores, Gutiérrez señaló que por una práctica ambulatoria hasta ahora debía retirarse el coseguro en la sede del Colegio Médico correspondiente.

A partir de hoy si el afiliado va al médico tiene que pedir el recibo y el Ipross reintegrará el valor de la consulta en el día. “Los coseguros que corresponden a las clínicas ya los estamos emitiendo en las delegaciones del Instituto”, agregó.

Gutiérrez descalificó la posibilidad de un llamado a licitación como exigió la Federación, señalando que “esto no es un tema a analizar porque el Registro de Prestadores nosotros lo estamos llamando para la transición, por 30 o 60 días, y luego veremos cómo seguimos”.

“Yo les preguntaría si ellos llegaron al convenio con el Ipross con una licitación pública”, disparó.

En tanto, negó que de acuerdo a la propuesta del gobierno bajaría el cobro de una consulta de 13 a 2,5 pesos, explicitando que “esto no es así: 2,5 pesos es la cápita que les quedaría de consulta por los 120.000 afiliados por mes”. También minimizó el argumento de los médicos relacionado con la suba del dólar. Los profesionales habían dicho que la devaluación del peso impacta sobre sus costos, ya que “todos los insumos con referencia al valor dólar tienen más que ver con la Federación de Clínicas y Sanatorios, que ya acordó con el instituto”.

Sobre la convocatoria a que los profesionales se inscriban en forma individual en el registro habilitado por la obra social, precisó que en Viedma “ya se inscribieron seis profesionales”, pero estimó que este número se incrementará en los próximos días “porque hubo muchas consultas y se estaba esperando la decisión de la Federación, más allá de que se presione con la posibilidad de expulsarlos de los colegios”.

En cuanto a la relación con los profesionales que se inscriban, dijo que “se trabajará por prestación, es decir, se liquidarán los cuatro pesos de cápita de acuerdo a las prestaciones que se presenten” detallando que “esto se hará por un período de transición de 30 a 60 días, hasta que llamemos, no a licitación o concurso, pero sí a definir acuerdos por región o localidad”.

Gutiérrez negó que esté cerrado el diálogo con la Federación Médica, señalando que “vamos a seguir conversando” y ratificó que las bocas de expendio están funcionando en las delegaciones del Ipross, y que “ya cuentan con los fondos para hacer los reintegros”.

Qué harán los médicos de la zona atlántica

Los médicos de Viedma trabajarán desde hoy emitiendo recibos ya que el Ipross pasará a ser obra social sin convenio, y en consecuencia, los afiliados tendrán que solicitar reintegros, indicó el secretario general del Colegio Médico Zona Atlántica, Esteban Pazos.

De ahora en adelante, todas las prestaciones médicas ambulatorias y de internación se deben abonar al profesional, que deberá extender un recibo. Pazos señaló que el actual Costo Médico Obligatorio (CMO) rondaría los 15 pesos y sumados los honorarios se llegaría a los 30, pero aclaró que “dada la situación de crisis, a los médicos se les dio un valor indicativo o sugerido para cobrar 20 pesos”.

En cuanto a las intervenciones quirúrgicas o partos, explicó que se facturarán de acuerdo a los valores que tiene fijados el Ipross, aunque previamente se le entregará un presupuesto al paciente. El directivo explicó que las urgencias se van a atender “sin ningún tipo de problemas” y luego “se arreglará con los afiliados el pago, si es posible firmando un pagaré”. (AV)

El corte de Intersalud hizo regresar al PAMI hacia la prestación directa

CUTRAL CO (ACC).- El corte de los servicios por parte de la gerenciadora Intersalud obligó desde el lunes a las autoridades de PAMI a resolver de manera “urgente” la situación de los 22.091 afiliados que tiene la obra social en Neuquén. El sistema instrumentado implica la prestación con el pago directo desde la propia sucursal neuquina de la obra social de los jubilados.

La interrupción de los servicios por parte de la gerenciadora Intersalud fue confirmada ayer por Oscar Rodrigo, gerente regional de PAMI.

El funcionario explicó a “Río Negro”, que la gerenciadora comenzó primero con el corte de las atenciones de alta complejidad y finalmente le sumó la totalidad de los servicios.

La obra social de los jubilados y pensionados cuenta en la provincia con 22.091 afiliados.

“Esto implica que nos tenemos que hacer cargo de un gran número de personas, por lo que ya pusimos en marcha un sistema de atención en toda la provincia, que implica que se brinden las prestaciones con pago directo desde esta sucursal”, subrayó.

Rodrigo explicó que anteriormente el pago de las prestaciones se hacía a la gerenciadora, que en el caso de Intersalud lo recibía desde el “97.

En cambio ahora se concretará de manera directa, con lo que se deja atrás -aunque se aclaró que no de manera definitiva- el sistema capitado.

El gerente regional de PAMI especificó que se trata de un “esquema de crisis” pero que cubre todos los niveles -denominados 1, 2 y 3- con las dificultades lógicas que acarrea un sistema de emergencia que tiene poco tiempo en funcionamiento.

En este marco, anunció que en el caso de Neuquén, los afiliados a PAMI podrán atenderse en todos los nosocomios que dependen de salud pública provincial, en el Sanatorio Ados y en el CEMIC, donde se brindarán prestaciones de primer y segundo nivel.

En cuanto a la atención de pacientes que requieren alta complejidad, la obra social de los jubilados ya acordó con la clínica radiológica Moguillansky, la Clínica Roca, de General Roca, Clínica de Imágenes y Fundación Médica de Río Negro y Neuquén, siempre según lo anunciado por Rodrigo.

Esto implicaría algunos trastornos para los afiliados, ya que los últimos centros privados de atención nombrados son de Río Negro.

Por su parte, en la comarca petrolera neuquina los afiliados a PAMI pueden concurrir al hospital público “Aldo Maulú” y a la Clínica Neuquén, ambos situados en Cutral Co, con la priorización de los casos de emergencias. No así los casos -por ejemplo- de cirugías programadas, que deberán esperar un tiempo más.

“Contratiempos lógicos”

El gerente regional de PAMI mencionó que los contratiempos se producirán hasta que estén aceitados todos los mecanismos que permitan la puesta en marcha de este programa.

“No es sencillo instalar un nuevo sistema porque requiere de una infraestructura profesional y administrativa, por lo que esta tarea nos insumirá unos diez días más”, agregó.

Enseguida dijo que en una situación como la actual, donde la crisis afecta a todos los sectores, la obra social PAMI debe comprar los servicios profesionales, de laboratorio, de rayos X, oncología, que pueden ser abonados en forma directa o por acto médico o bajo la modalidad de la cápita.


Comentarios


Desde hoy el Ipross vuelve al sistema de reintegros