Desde mayo no se exportan manzanas a Brasil

Pese a los anuncios, siguen las trabas para productos argentinos



#

Hay mucha fruta en los frigoríficos de la región, todavía con destino incierto.

CIPOLLETTI (AC).- Las restricciones comerciales que impuso Brasil a las exportaciones de la producción frutícola de Río Negro y Neuquén sumó aún más complicaciones a la crisis por la que atraviesa el sector. Desde hace más de un mes que ese país no otorga licencias para los ingresos de manzanas mientras que los de pera se vieron reducidos en casi un 60% respecto del mismo período del año pasado. Los datos, que fueron suministrados por la Cámara de Fruticultores Integrados (CAFI), especifican que si bien Brasil otorga algunas licencias para la exportación de peras, las salidas son sumamente lentas por los controles adicionales que deben pasar los productos argentinos en la frontera. A pesar de los anuncios del gobierno nacional de que Brasil levantaría las restricciones, las dificultades para enviar peras y manzanas a uno de los mayores mercados para la producción regional siguen vigentes. En relación al año pasado, la caída de las exportaciones al mercado brasileño osciló entre un 60 y un 50%, de acuerdo a las cifras que manejan los empresarios de la región. “Desde el 8 de mayo que no sale una manzana”, graficó el gerente de CAFI, Marcelo Loyarte. Agregó como dato que el lunes realizaron un relevamiento en el sector y que las exportaciones continuaban trabadas. “Por ejemplo hay un empresa que pidió 6 licencias y sólo le dieron dos. Otra pidió 11 y recibió cuatro”, ejemplificó para el caso de las exportaciones de peras. Para intentar destrabar la situación, desde CAFI realizaron presentaciones en la Secretaría de Comercio Exterior, en la Cancillería argentina, en la embajada y además, los representantes de la cámara mantuvieron una reunión con las autoridades de Senasa, donde plantearon que no hay problemas fitosanitarios que justifiquen las restricciones que impuso el gobierno brasileño. Hasta ayer los empresarios no tenían ninguna información oficial de un posible cambio para las exportaciones, aunque mantenían expectativas en que se pueda destrabar la situación. Las trabas que impuso Brasil también preocuparon al gobierno provincial. El gobernador Alberto Weretilneck aseguró que esta temporada fue la peor que tuvo la fruticultura en los últimos 20 años. A los problemas de competitividad y al granizo que afectó buena parte de la producción, le sumó las restricciones a las exportaciones. Reconoció que aunque el problema se solucione “el daño a la fruticultura ya está hecho. Hay muchísimas manzanas en nuestros frigoríficos. Es un año para el olvido en materia frutícola”, cerró.


Comentarios


Desde mayo no se exportan manzanas a Brasil